Guaidó reúne a 100.000 voluntarios para reclamar la entrada de la ayuda

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, medirá su fuerza con un ejército de 100.000 voluntarios que hoy clamarán en las calles por la apertura de la frontera para recibir la ayuda humanitaria, que el régimen de Nicolás Maduro insiste en bloquearla.

El bloqueo de Maduro, a quien Guaidó califica de «genocida», por impedir el paso del convoy internacional que servirá para atender a unos 300.000 pacientes venezolanos de alto riesgo que están condenados a morir si no reciben la ayuda.

Proveniente de los Estados Unidos, la semana pasada llegó a Cúcuta, ciudad fronteriza colombiana, el primer lote de 100 toneladas de alimentos, medicinas y material para atender la emergencia sanitaria de los hospitales venezolanos. Sin embargo, el cargamento humanitario no ha podido entrar a Venezuela porque Maduro bloqueó el puente binacional de las Tienditas con dos contenedores, una cisterna y tres alambradas de púas, bajo el pretexto de que los venezolanos no son mendigos. Además de militarizar los otros tres puentes internacionales que existen entre Cúcuta y Táchira, Maduro reforzó el bloqueo enviando a la frontera a los «colectivos» chavistas, bandas de paramilitares armadas, y unos 780 agentes de las Fuerzas de Acciones Especiales de la policía nacional (FAES), los escuadrones de la muerte, que han asesinado y torturado a unos 40 manifestantes desde el 23 de enero, cuando la multitud juramentó a Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Ejército de voluntarios

Ante el despliegue militar y parapolicial de Maduro, Guaidó ha llamado a los jóvenes a incorporarse al ejército de voluntarios. «A todos los venezolanos que aún no se han sumado como voluntarios para que ingrese la ayuda humanitaria los invito a registrarse en la página respectiva. Ya son casi 100 mil venezolanos que se han sumado a este noble movimiento por nuestro país. ¡Y cada vez serán más!», escribió ayer Guaidó en su cuenta de Twitter.

De los cien mil inscritos en la red de voluntarios hay más de 9.000 que son profesionales de la salud. «La ayuda es una realidad y hacer que llegue a quienes la necesitan depende de todos», dice la página de la Mesa de la Unidad Opositora, que Guaidó ha logrado reunificar. El presidente interino considera que la movilización ciudadana en masa en las calles podría persuadir a las fuerzas militares para que permitan el ingreso de la ayuda. A los militares los ha hecho llamamientos reiteradamente para que se pongan del lado del pueblo y abran las puertas de la frontera.

Loading...

Por eso la marcha de hoy, del Día internacional de la Juventud, busca hacer una demostración de fuerza con la participación multitudinaria de la sociedad para convencer a los militares que permitan que la ayuda llegue a los más necesitados.

El movimiento estudiantil Venezolano y dirigentes de Juventudes de Voluntad Popular, del cual Guaidó es cofundador, respaldaron el llamamiento a protestar para exigir que se permita la entrada de la ayuda humanitaria al país, homenajear a los jóvenes asesinados por la dictadura y ratificar su compromiso en la lucha por la libertad y la democracia.

El dirigente Luis Martínez, llamó a los venezolanos a sumarse a esta convocatoria y recordó que hace cinco años la juventud venezolana inició la salida de la dictadura madurista, «cuando el 12 de febrero de 2014 decidimos salir a las calles, no solo a denunciar a Nicolás Maduro, sino advirtiendo lo que hoy está pasando en Venezuela».

Por otra parte, el Gobierno brasileño reconoció ayer a la representante diplomática designada por Guaidó, María Teresa Belandria, quien destacó que Brasil ha autorizado ya la instalación de un centro de acopio dem ayuda humanitaria como el de Cúcuta (Colombia) en la frontera brasileño-venezolana. «Estamos avanzando rápidamente no sólo para el restablecimiento de una relación política plena, sino también y fundamentalmente para la ayuda humanitaria», explicó Belandria en rueda de prensa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!