Gracias por tanto: Verne México extrañará a sus lectores

México es un país fascinante, no solo para quienes nunca han puesto un pie en sus tierras, sino para sus propios habitantes. Apenas un mes después de que Verne naciera como una sección dedicada a la cultura digital, sus redactores encontraron en la cultura mexicana una fuente rica en historias.

Fue en febrero de 2016 cuando nació la primera portada dedicada exclusivamente a los lectores mexicanos. Arrancó como se vive en el país: con sabor a chile y con la incertidumbre (y picardía) de viajar en uno de los transportes más peligrosos de la capital: los microbuses.

Una de las cosas que más fascina de nuestra cultura es la tradición del Día de Muertos, una de las celebraciones más importantes que, al contrario de lo que se piensa, no se trata de luto y tristeza, sino de alegría por la vida. Este fue el inicio de una larga relación con México: las 11 razones por las que vivimos la muerte como ningún otro país y la forma correcta de montar cada año el altar para los difuntos. Esta tradición nos ayuda a recordar a los que se fueron y a valorar a los que siguen a nuestro lado, por eso hemos organizado cada año en la redacción una gran ofrenda. Por si no lo sabían, a los muertos les encanta la poesía, así que nos dimos a la tarea de explicar cómo hay que escribir una calaverita literaria.

Desde el comienzo de Verne México la cultura y las lenguas indígenas han tenido un lugar muy importante para nuestros lectores, así que nos dimos a la tarea de escuchar, aprender y contar historias que hablaran de arte y tradición, pero también de racismo y abuso al intentar apropiarse del trabajo de estos pueblos. Una de las historias de la que más nos sentimos orgullosas es la entrevista que le hicimos a Lorena Ramírez, la corredora rarámuri que ha ganado varios ultramaratones en México y España.

La cultura de México no se reduce a sus orígenes indígenas o a los artistas más populares como Frida Kahlo. La cultura en México está viva y también es viajar en bici, camión o Metro.  Es conocer sus paisajes, comer delicioso, beber y desde luego, reírse con chingos de memes. Con rigor periodístico, pero sin perder el humor, Verne México contó la historia del perro chilaquil, que aunque era chileno, se adoptó como si hubiera nacido en Jalisco. Y cómo olvidar fenómenos como la fiesta multitudinaria de la quinceañera Rubí en San Luis Potosí, la historia del presentador Pedrito Sola, que saltó de la televisión a ser un youtuber de renombre, o de personajes tan cotidianos como el Wolverine del Metro, o Herly, la Tiktoker que supo con humor llamar al machismo por su nombre.

No podemos continuar sin darle una mención honorífica a la gastronomía. Empezamos por los famosos tacos y las garnachas, pero también contamos la historia de los chiles en nogada, uno de los platos estrella para celebrar la independencia de México. Comer insectos, una actividad tan cotidiana en nuestro país, puede ser toda una aventura para los extranjeros que se encuentran una tlayuda con chapulines.

Lo cierto es que no todo es algarabía. Verne se unió a la cobertura de los sismos que sacudieron a México en septiembre de 2017. Compartimos historias de solidaridad y heroísmo, pero también buscamos explicaciones científicas en torno a un fenómeno que cobró la vida de cientos de mexicanos.

Como otros países, la sección dio cobertura a movimientos tan importantes para combatir la violencia machista como #MeToo. Al mismo tiempo, desde México dimos cobertura a fenómenos tan importantes como el performance Un violador en tu camino del colectivo chileno LasTesis. Este himno feminista que se ha cantado en varios idiomas, vivió uno de sus momentos más importantes en el Zócalo de Ciudad de México, con miles de mujeres denunciando la violencia machista… Sí, Verne México también estuvo ahí.

Este último año hemos sobrevivido a una pandemia. Estos meses intentamos hablar sobre salud mental y cómo nos las hemos ingeniado para sobrevivir. A finales de 2020 recibimos la buena noticia de la llegada de la vacuna y cerramos este artículo con la esperanza de que todo irá a mejor.

Echamos la cortina no sin antes dar las gracias a todas las personas que han trabajado en el proyecto a lo largo de estos cinco años: Abril Mulato, Mónica Cruz, Eugenia Coppel y Ricardo Pineda. Y por supuesto, a nuestros lectores que nos han acompañado en esta aventura. El viaje no hubiera sido lo mismo sin ustedes.

Cámara, ahí nos vemos. No se olviden de Verne México.

Con cariño,

Darinka y Muna.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!