Gloria Oyarzabal, decontruyendo la feminidad

Woman no go’gree’ es el estribillo de Lady, una de las canciones más polémicas del músico nigeriano Fela Kuti. Dicho en pidgin, en una variedad entre el inglés y el creole, significa algo así como que la mujer no escuchará, o disentirá. “Si llamas a una mujer, la mujer africana, la mujer no escuchará, yo quiero ser una dama”, dice la canción de este músico que denunció los excesos y la corrupción de los políticos africanos así como el saqueo colonial a través de su ocurrente y febril afrobeat. Reconocido como símbolo de resistencia social, e hijo de una pionera del activismo feminista en África —Funmilayo Ransome-Kuti, la primera en conducir un coche en Nigeria—, su posicionamiento en cuanto a las mujeres dio mucho que hablar, entre otros motivos por su condición de polígamo. “Ella va a decir que es igual al hombre. Ella va a decir que quiere poder como el hombre”, continua la canción cuyo resbaladizo significado aún hoy sigue generando debate: claro reflejo de misoginia, para unos; de feminismo, para otros, de tal forma que ha sido versionada por diferentes artistas, Angélique Kidjo y la rapera Akua Naru entre ellas, como símbolo de la mujer moderna en África.

FOTOGALERÍA

Gloria Oyarzabal, otra mirada a la mujer africana

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!