Francine du Plessix Gray, una vida inspirada en hechos reales

Francine du Plessix Gray es un nombre cuya sola pronunciación evoca un pasado rimbombante, que remite a la heroína de una historia de corte épico. Entre la realidad histórica y esa otra que de dramática suena a ficción de las buenas. Una historia inspirada en hechos reales, como en las grandes novelas de la tradición europea -a la francesa o a la rusa- o como en las grandes películas de esencia hollywoodiense. Porque Francine du Plessix Gray nació en Varsovia en 1930 y su vida abarca todo lo bueno y lo malo del siglo XX. Nace en el seno de una familia que se exilia tras la revolución bolchevique. Hija de Tatiana Yákovleva, quien fuera amante -su gran amor- del poeta de la revolución Maiakovski. Su padre, el diplomático y vizconde Bertrand du Plessix, con quien Tatiana se casa tras abandonar a Maiakovski, después de rechazar su petición de matrimonio una y mil veces en cartas apasionadas, porque hubiera implicado la vuelta a Rusia (la Unión Soviética, ya). Maiakovski se suicida y el vizconde muere cuando su avión cae abatido por los nazis.

Tatiana Y√°kovleva, doblemente ¬ęviuda¬Ľ, se vuelve a emparejar con Alexander Liberman, artista en ciernes e hijo de un poderoso comerciante jud√≠o que, tras desistir de la causa revolucionaria, se instala en Londres. Alexander adopta a Francine du Plessix Gray. Nueva huida de ¬ęla familia¬Ľ de Par√≠s a Nueva York, cuando los nazis ocupan la capital francesa. ¬ŅSe han quedado sin aliento por la sucesi√≥n de hechos? Pues aqu√≠ no acaba esta pel√≠cula tan real como la Historia misma de la Europa de entreguerras y sus protagonistas de alta o baja alcurnia. Prosigamos.

Fiestas y arribismo

Tatiana Y√°kovleva, ya en Nueva York, se convierte en una dise√Īadora de sombreros de renombre y glamur. Busquen en Google fotos de sus trabajos y ver√°n que coronaron la testa de grandes actrices y personajes de la √©poca como Marlene Dietrich. Alexander Liberman, adem√°s de artista de buenas hechuras, fue el primer director creativo de la revista ¬ęVogue¬Ľ y, con el tiempo, uno de los gerifaltes de su editora, Cond√© Nast. Nos podemos imaginar el entorno en el que se mueven Tatiana y Alexander.

Hija de Tatiana Yákovleva, el gran amor del poeta de la revolución Maiakovski

Fiestas y arribismo. Arribismo y fiestas. Entre ¬ęDesayuno con diamantes¬Ľ y ¬ęLos caballeros las prefieren rubias¬Ľ. Francine es una joven descolocada en toda esta foto de familia (observen la que aparece en la portada del libro ¬ęEllos¬Ľ): desatendida emocional y f√≠sicamente, de una extrema delgadez y, encima, pasados los a√Īos, se entera de que su verdadero padre estaba muerto.

Francine du Plessix Gray no es una pobre ni√Īa rica que vierte toda su vida, y la de su estirpe, en esta biograf√¨a plagada de datos, detalles y escenas que se leen a la velocidad del rayo. Ella es una maravillosa escritora -por sus manos han pasado la vida de Simone Weil y del marqu√©s de Sade– que se adiestr√≥ en el periodismo y en la cr√≥nica de moda (como no pod√≠a ser de otra forma), que colabor√≥ con ¬ęThe New Yorker¬Ľ y ¬ęArt in America¬Ľ, que tiene una vida que contar y que la narra para saldar cuentas con el pasado, con su madre y con todos los acontecimientos que se le han puesto por delante: el siglo XX en avalancha.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *