Fotos: Más que “el hijo de”: ocho músicos que se enfrentan a la fama de sus progenitores | ICON

¿De quién hablamos? Hija de otro componente de Surfin’ Bichos, Joaquín Pascual (también en Mercromina). Ha tocado con varios músicos indies y acaba de iniciar su propio grupo, Capricornio Uno, con el que publicó el año pasado su primer álbum, Doble exposición.

¿Qué relación tenía exactamente con su progenitor músico? Su relación siempre ha sido muy próxima y musical, no solo con su padre, sino también con su abuelo Miguel, de quien afirma que es su máxima influencia. “Estando en el útero de mi madre, mis padres disfrutaban de la música constantemente, y pienso que eso programó totalmente mi cerebro”, añade ella, que empezó a componer a los 8 años, toca varios instrumentos y, en la actualidad, es profesora de música, al igual que Joaquín. Una anécdota curiosa es que ella aparecía, con siete u ocho meses, en una de las fotos promocionales del disco Hermanos carnales de Surfin’ Bichos, sentada en el regazo de José Manuel Mora. En el Primavera Sound de 2017, 25 años después, decidieron repetir la misma foto.

¿Se parece su estilo al del progenitor? Sí y no. Es cierto que ella debutó como instrumentista en los directos de su padre, pero luego amplió su oficio tocando con Ramírez Exposure y Soledad Vélez. En Capricornio Uno, el proyecto que comparte con Jordi Sapena (La Habitación Roja), no se sale de las líneas maestras del indie pop, pero sigue caminos diferentes a los de Joaquín Pascual.

¿Qué posibilidades tiene de no quedarse a la sombra del padre y que su carrera sea más notoria? Difícilmente. Capricornio Uno es un grupo interesante, pero su padre tuvo el privilegio de ser pionero de una escena en construcción. En estos tiempos las cosas son mucho más complicadas para salirse de la zona media entre el gran pelotón del indie español.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!