Focaccia con hinojo y queso de cabra

La focaccia es un pan plano de origen italiano cubierto de hierbas aromáticas y sal gruesa que ha traspasado fronteras. Considerada como la prima hermana de la pizza, se prepara con harina, aceite de oliva, sal, agua y levadura, siendo el resultado crujiente, esponjoso, ligeramente aceitoso y absolutamente delicioso.

Para esta focaccia, he usado la masa que se hace en la región de Puglia y que mi buena amiga Fede, natural de Bari, ha tenido el detalle de compartir conmigo. La he condimentado con un bulbo de hinojo y rulo de cabra, así que, aunque el resultado ha sido igualmente delicioso, no es exactamente una focaccia pugliese. La Focaccia pugliese se hace con la masa que os comparto aquí y con tomates cherry y orégano. Los tomates se cortan por la mitad y se condimentan bien de aceite de oliva virgen extra, sal y orégano. Luego se distribuyen sobre la focaccia, se hornea y listo.

La sémola de trigo no es otra cosa que un tipo de harina de trigo con un molido más grueso. Tiene un color amarillento cuando procede de trigo duro y es el ingrediente que se usa para hacer la pasta. La adición de la patata y la sémola permite una mejor conservación de la focaccia una vez hecha. Un consejo: pon el queso al final o a mitad de cocción para que no se te churrusque como me pasó a mí.

Dificultad

La de poner el queso cuando toca.

Ingredientes

Para 1 focaccia

Para la guarnición

Preparación

  1. Pelar las patatas y ponerlas a hervir en agua. Una vez cocidas, escurrir y aplastar con un tenedor.

  2. Incorporar la harina, la sémola, la sal, la levadura seca y el aceite a las patatas cocidas.

  3. Si utilizas levadura fresca, deshacerla en un poco de agua tibia en lugar de ponerla en el paso anterior.

  4. Añadir el agua poco a poco a la combinación de secos y aceite y mezclar bien con las manos limpias.

  5. Una vez bien mezclados los ingredientes (ha de quedar una masa algo pegajosa, y no como una masa de pan o de pizza), tapar con un paño limpio y dejar reposar 2 horas a temperatura ambiente.

  6. Calentar el horno a 200ºC. Cortar el hinojo a rodajas finas y pasarlo un par de minutos por la sartén para ablandarlo. Reservar.

  7. Untar bien de aceite la bandeja de horno y poner la masa de la focaccia encima. Estirarla suavemente y con cuidado para darle forma.

  8. Untar la masa por encima con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y poner encima el hinojo y el queso de cabra (se puede poner el queso a la mitad del horneado o al final para que tenga un sabor más fresco). Hornear unos 30-40 minutos o hasta que esté dorada.

  9. Sacar, dejar enfriar sobre una rejilla y servir la focaccia sazonada con sal en escamas al gusto.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!