Flying-V, el nuevo avión del futuro de KLM

En la intensa búsqueda por crear medios de transporte sostenibles que respeten y cuiden al medio ambiente ha surgido Flying-V, un avión que reducirá en un 20% el consumo de combustibles gracias a su revolucionaria aerodinámica. Los devastadores efectos de la contaminación son cada vez más visibles en el mundo en el que vivimos, datos que llevan a las principales empresas automovilísticas y aéreas a buscar alternativas de lujo que satisfagan las necesidades y ambiciones de los usuarios sin perder de vista el entorno que nos rodea, y es precisamente de esta preocupación donde surge la unión de la aerolínea holandesa de KLM y la Universidad de Tecnología de Delft. Así se verá este avión en el aire – © TU Delft «KLM se ha convertido en una pionera en sostenibilidad en la industria aérea en los últimos años. El desarrollo de la aviación nos ofrece una gran oportunidad para conectar personas, pero este privilegio viene acompañado de una gran responsabilidad respecto al planeta y en KLM nos lo tomamos en serio», según su consejero delegado, Pieter Elbers. La idea de este avión con forma de V surge de la combinación de dos patentes: la de un profesor de la universidad holandesa y la de un estudiante en prácticas de Airbus. Este prototipo está ideado para operar vuelos transoceánicos reduciendo un 20% el combustible de un Airbus A350 actual y para transportar unos 314 pasajeros. Entre sus ventajas destaca que al ser más pequeño que un A350 tiene menos superficie de resistencia lo que permite ahorra en combustible y, algo que alegrará enormemente a los viajeros es que el embarco y desembarco será mucho más rápido al disponer de cuatro entradas/salidas -dos delanteras y dos traseras-. Imagen del prototipo a escala 3×3 – © TU Delft Aunque no se prevé que sea efectivo hasta dentro de 10 o 20 años, la compañía, que ha presentado un prototipo de 3×3, lanzará este dron a volar antes de fin de año. La cabina presenta un diseño experimental con cuatro tipos de asientos –incluidos asientos grupales y camas plegables en clase económica–. Durante este vuelo se medirá, también, la estabilidad de la aeronave y se realizarán pruebas para determinar el mejor ángulo de despegue y aterrizaje. El futuro ya está aquí de la mano de KLM y la Universidad de Delft – © TU Delft El avión incluirá en esta alas en uve tanto la cabina de pasajeros, como los tanques de combustible y la bodega de carga y buscará mejorar el diseño de los asientos y los servicios para hacer más confortables los vuelos de larga distancia.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!