Fitur 2021: un año para la esperanza | El Viajero

Si hay una palabra clave para referirse a Fitur este año, esa es recuperación. Un mantra que aparece en todos los papeles y está en boca de todos: la recuperación del turismo es, sin duda, el objetivo. Pero no todos entienden igual la idea. Para centrarnos en la propia feria y en el ámbito europeo, hay países que dan el paso valiente de estar presentes en el recinto ferial madrileño. Aun con todas las cortapisas, requisitos e inconvenientes que, por la covid (y por supuesto con la mejor intención), son exigidos a todo profesional del turismo que se acerque a Ifema. Otros países no acuden, simplemente.

Parece por tanto razonable que, al hacer un repaso de cuáles son los horizontes del turismo europeo en este Fitur, comencemos por los países que sí van a plantar su estand y a vivir la feria desde primera línea. Por ejemplo, Portugal. No ha faltado a ninguna de las 41 ediciones de estos encuentros. Y varias veces se ha alzado con un premio al brillo y generosidad de su apuesta. Este año levanta uno de los puestos más amplios, con 40 empresas de todas las regiones, incluidas Madeira y Azores, islas recientemente destacadas como destinos preferentes, y una especial atención al Alentejo. Con el sello Clean&Safe para acoger a visitantes —más de cinco millones de españoles en 2019—, su objetivo declarado es cuidar el planeta con un turismo más sostenible y consciente: para ello lanzan la campaña #CantSkipTomorrow (no podemos perder el mañana).

Otro país que levanta estand es Polonia. Además de sus ciudades estrella, Cracovia y Varsovia, presentan este año Wroclaw y la región de Baja Silesia, y, sobre todo, la ciudad de Lublin, menos conocida en España y paradigma de un turismo slow en la Pequeña Polonia, una región histórica que cuenta con la ruta del Vístula, balnearios, el parque nacional de Roztocze o ciudades con encanto, como Kazimierz Dolny.

También estará Israel, aventajado en cuestión de vacunas y que se apresta a celebrar este verano en Tel Aviv una Gay Pride presencial. Su oferta estrella es el desierto del Néguev y la “capital” del mar Rojo, Eilat, un emporio hotelero y balneario muy accesible gracias a los buenos enlaces aéreos con España; algo que también facilita el citybreak (escapada urbana de corta duración) a Tel Aviv o Jerusalén.

Estará también presente Bulgaria, premiada en el XXVI Concurso de Turismo Activo Fitur 2021 gracias a su propuesta de inmersión cultural en los Montes de Orfeo; como se supone, el mito clásico de Orfeo se originó en las montañas de los Ródope, una joya natural que atraviesa ahora un tren turístico de vía estrecha. Eslovenia quiere dar relieve al fenómeno glamping (camping con glamur) y a su vino “del cuarto color” (el naranja, junto al rojo, blanco o rosado).

También confirman su asistencia países como Grecia, Chipre, Turquía y Malta, que están abriendo la mano en cuanto a exigencias sanitarias y fechas, para ser las primeras en llevarse el gato al agua, o sea, los turistas a las playas. Varias encuestas confirman que la isla de Creta, por ejemplo, ya desbanca a Mallorca entre los turistas alemanes. También tendrán presencia países como Rusia, Georgia, Andorra o Albania, país este que ya no es lo que era, y que está haciendo una agresiva campaña publicitaria para atraer visitantes a sus espléndidas bellezas naturales y tesoros artísticos, tantos años velados al exterior.

Efemérides italianas

Italia va y no va a estar en la feria. Nunca está claro el imbroglio de este país bellísimo donde todo es trágico, pero nada grave. Parece que vendrá oficialmente alguna región, como el Véneto, para celebrar los 1.600 años de la fundación de Venecia. El programa de eventos con tal motivo se sumará a lo dispuesto para celebrar en 2021 los 700 años de la muerte de Dante, especialmente la ruta en 20 etapas de Los Caminos de Dante, y la prolongación a este año de Parma como capital italiana de la cultura.

Que otros países europeos no vayan a tener presencia oficial en Fitur no significa que no vayan a estar presentes de algún modo u otro. Porque se encargarán de promover sus excelencias agencias y entes privados, hoteles, medios de transporte… Y seguirán los pesos pesados del turismo europeo con sus propuestas, algunas aplazadas por la pandemia a este año 2021, pero también con muchas novedades en su oferta. Así, Alemania se centra en una serie de campañas, algunas dirigidas especialmente al público español, como German.Local.Culture, que pone el acento en las pequeñas ciudades llenas de tesoros, o FeelGood, que abarca todas las facetas de un turismo sostenible, tanto de corte urbano como activo, de salud y bienestar, gastronómico, etcétera.

Austria tendrá un estand no oficial para conmemorar una serie de aniversarios: los cumpleaños de personajes como el escritor salzburgués Thomas Bernhard o los arquitectos Adolf Loos y Josef Hoffmann, o centenarios de instituciones como la Sinfónica de Viena, el Museo de Historia del Arte o la Albertina. Reino Unido pone el foco en Coventry como su ciudad de la cultura 2021, además de una enorme batería de exposiciones y eventos. Entre otros, los proyectos Illuminated River y Estuary 2021 para realzar los palacios y actividades que pueblan las orillas del Támesis, “un río de cultura”.

Novedades en Bélgica

Flandes sigue centrando su atención en el pintor Van Eyck, con el nuevo centro de visitantes y nuevo emplazamiento del tríptico El cordero místico en la catedral de San Bavón, en Gante, y anuncia como novedad tres grandes festivales de arte contemporáneo al aire libre: Trienal de Brujas, Beaufort (en la costa) y Paradise Kortrijk. La otra región belga, Valonia, cambia su marca e imagen, que ahora será Visit Wallonia, y llama la atención sobre sus bosques, parques o reservas naturales (entre otros, el primer geoparque belga de la Unesco, Famenne-Ardenne). También cuatro ciudades: Namur, la capital valona con su ciudadela perforada por siete kilómetros de túneles; Mons, capital cultural europea; Lieja, la ciudad del fuego, y Waterloo, escenario de la derrota de Napoleón en 1815, que recuerda en un monumental Memorial.

Francia, Suiza, Noruega, Países Bajos, República Checa, Hungría, Rumania, Croacia… de algún modo se dejarán ver por la feria, a través de los puestos del numeroso entramado de empresas que más que nunca necesitan hacer válido el mantra de este año esperanzado: recuperar el turismo.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!