¿Fisioterapeuta o traumatólogo? Lo que hay que saber para elegir la consulta adecuada desde el principio

Una mala zancada que acaba con una rodilla resentida, quizá el esfuerzo de preparar una oposición que te ha dejado la espalda como un acordeón, o sencillamente que te levantas por la mañana con el cuello completamente rígido, oxidado, inmóvil… Da igual el caso. Lo importante es que tu cuerpo se queja, dirías que tienes una lesión y necesitas ayuda. ¿A quién vas a llamar? Tu vecina te ha hablado maravillas de un fisioterapeuta que pasa consulta a dos minutos de tu casa, tu cuñado no deja de darte referencias de su primo traumatólogo y el listo de turno lo tiene claro: si el problema está en una articulación, estás en el territorio de los reumatólogos. Eso sí que no te lo esperabas.

Seguir leyendo

Juanetes, calambres y otros males que aparecen al andar, solucionados

No cortar las uñas demasiado, entre las claves para caminar sin tregua

Cuatro ejercicios que puedes hacer con dolor de espalda

Y tres estiramientos para aliviarlo

Tres cosas que hacen que te levantes de la cama con dolor de cuello

Y una que ayuda a evitarlo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!