Fideos udon al estilo kamatama

¡Ya vale de tanto yakisoba! Hay vida más allá del dichoso plato de fideos, verduras y carne omnipresente en todos los restaurantes japoneses del planeta. Están, por ejemplo, los fideos udon al estilo kamatama, que en realidad se toman como desayuno, pero como comida o cena también dan el pego. El udon es un tipo de tallarín grueso hecho de harina de trigo que tiene una textura chiclosa muy distintiva. La prefectura de Kagawa, situada en la isla de Shikoku, es su cuna: allí se consume siete veces más udon que en cualquier otra parte del país y hay más de 600 restaurantes especializados en esta clase de fideo.

Volviendo a la receta, en japonés kama significa “olla” y tama es la abreviatura de tamago, que es “huevo”. Los ingredientes base de los kamatama son los udon y el huevo. Este se emplea crudo entero o ligeramente batido y hay quien prefiere usar solo su yema, como nosotros. Si los huevos sin cocer no son lo vuestro, escalfadlos aparte o echadlos a la olla un par de minutos antes de apagar el fuego. A partir de aquí, el límite es el cielo del país del sol naciente. Es decir, existen miles de versiones y posibilidades porque el plato se puede aderezar con cebolleta, cebollino, hojas de perrilla, perejil, ñame, alga nori, copos secos de bonito, huevas de salmón o abadejo, gónadas de erizo de mar, perlas de tempura, salsa de soja, dashi, mirin, sake, aceite y semillas de sésamo, jengibre, chile, especias shichimi.

Incluso hay versiones más contemporáneas que incluyen mantequilla y parmesano rallado: una especie de carbonara nipona que reemplaza la panceta por el alga nori. Eso sí, no os flipéis con el número de aderezos, por favor; el espíritu kamatama es muy minimalista: cuatro o cinco son más que suficientes. Los fideos udon los podéis comprar en cualquier hipermercado bien surtido de productos importados, en supermercados asiáticos y en internet. Se venden secos y frescos. No os hagáis el harakiri si no los encontráis; sustituidlos por tallarines de toda la vida.

Dificultad

La de decidir cómo quieres el huevo.

Ingredientes

Para 2 personas

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!