Ferrari se entrega a Leclerc | Deportes

Para todos aquellos que tuvieran alguna duda, la ampliación del contrato de Charles Leclerc por parte de Ferrari hasta 2024 deja meridianamente claras las intenciones del fabricante italiano, que lleva 12 años buscando infructuosamente la fórmula para volver a celebrar el título de campeón. Aunque en este caso las cifras siempre deben cogerse con cierta distancia, todo parece apuntar que Leclerc percibirá un sueldo que rondará los nueve millones de euros, aunque las variables pueden hacer que el montante total aumente considerablemente.

Desde que Kimi Raikkonen se encasquetara la corona de 2007, por Maranello han desfilado nombres ilustres como Fernando Alonso y Sebastian Vettel. Y, sin embargo, ninguno de ellos ha logrado homogeneizar la opinión de los tifosi como lo ha hecho Leclerc tras una sola temporada enfundado en el mono de Il Cavallino Rampante. Un solo curso le ha bastado a este chico prodigio de 22 años para ponerse en el bolsillo a la hinchada más exigente del Mundial. Esa entrega incondicional ha tenido como efecto colateral el hartazgo hacia Vettel, de 32 años, que llegó a Ferrari en 2015 como sustituto de Alonso y que hasta la fecha solo ha podido celebrar dos subcampeonatos (2017 y 2018).

El tetracampeón alemán ha pasado este 2019 por una situación muy parecida a la que ya vivió en 2014, su último ejercicio en Red Bull, cuando Daniel Ricciardo le pasó por encima. De hecho, en el último año y medio ha acumulado más errores que prácticamente en toda su trayectoria anterior en la F1.

“Futuro sólido”

En su primera toma de contacto con la Scuderia, Leclerc le ha superado en todos los parámetros. El monegasco terminó cuarto en la tabla de puntos mientras que su vecino fue el quinto; acumuló dos triunfos por solo uno del germano y diez podios (nueve). La desastrosa gestión que Ferrari ha hecho de sus pilotos —y que en Brasil tuvo su momento álgido (los dos bólidos rojos comisionaron y terminaron abandonando)— ha hecho, seguramente, que Mattia Binotto, director del equipo, haya optado por entregarle las llaves del tinglado a medio-largo plazo al monegasco Leclerc. Al chaval, sin embargo, se le exigirá un rendimiento acorde a su nueva posición, unas expectativas difíciles de alcanzar si atendemos al gran estreno que ha tenido.

De todas formas, tendrá mucho más tiempo que Vettel, cuyo acuerdo expira a finales de 2020 a la espera de saber qué querrá hacer con su vida uno de los integrantes más atípicos de la parrilla, alguien a quien es difícil imaginárselo en el paddock mucho más tiempo.

“A cada carrera que pasaba este año, nuestro deseo de ampliar el contrato de Charles se hizo cada vez más evidente y esta decisión significa que seguirá con nosotros las próximas cinco temporadas. Ha sido parte de nuestra familia desde 2016 y estamos más que orgullosos de los resultados que estamos logrando con nuestra Academia”, comentó Binotto en el comunicado hecho público este lunes. “Esto demuestra que Charles y la Scuderia tienen por delante un futuro muy sólido”, añadía el ejecutivo.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!