Fedea advierte de que controlar los alquileres incentiva los sobornos

Madrid Guardar

Mientras Podemos se acerca al Gobierno, se amontona el número de economistas que critican una de sus medidas estrella en materia económica: el control de los precios del alquiler. Fedea ha publicado este miércoles un informe elaborado por el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona Miguel Ángel López García en el que advierte de que esta iniciativa impulsaría la discriminación e incluso podría normalizar el pago de sobornos en el mercado.

La tesis de Fedea es la que comparte gran parte del sector inmobiliario. Según el informe de la fundación, los controles a los alquileres provocarían que muchos propietarios retiraran su vivienda del mercado y eliminaría los incentivos a la construcción de pisos en alquiler. Esto reduciría la oferta y, como la demanda se mantendría, los alquileres subirían aún más.

¿Cómo podría ocurrir esto con un control de los precios? Según el autor, con pagos en negro. «Aunque el control de alquileres puede distorsionar el funcionamiento del mercado privado de vivienda, éste puede encontrar formas, si bien imperfectas, de seguir funcionando. La evidencia informal apunta a la existencia de sobornos y pagos laterales como algo en absoluto inusual para asegurarse una vivienda en presencia de control de alquileres», destaca el informe.

El autor incluso va más allá y considera que la medida que pretende imponer Podemos daría más poder a los propietarios (que por ejemplo reducirían el gasto en mantenimiento) y alentaría la discriminación de determinados inquilinos. «En presencia de largas colas para acceder a viviendas controladas, los propietarios pueden realizar prácticas abiertamente discriminatorias y seleccionar a sus inquilinos por razones ajenas al precio a pagar, incluyendo el nivel de renta, la raza, la religión, los hábitos de vida e incluso la orientación sexual», reza el estudio.

«Tratar de influenciar la distribución de la renta mediante el control de alquileres constituye un procedimiento bastante tosco, ya que las ganancias de renta se distribuirán de forma aleatoria entre personas pertenecientes a distintos grupos de renta», concluye el trabajo, desmontando así una de las principales tesis del partido liderado por Pablo Iglesias.

Una opinión distinta tiene la fundación respecto a los denominados controles de «segunda generación». Estos son los que limitan las subidas del alquiler durante la tenencia, pero permiten que los arrendamientos suban libremente cuando no están ocupados. «Estos controles se han presentado como un compromiso razonable entre quienes rechazan las regulaciones y quienes las preconizan», explica la organización.

En lugar de imponer topes a los precios del alquiler, el texto de Fedea propone incentivos a la inversión de viviendas nuevas para rebajar los precios y ayudas a las rentas bajas para que puedan acceder a pisos en alquiler, que «permite aumentar sensiblemente el consumo de vivienda de las familias de renta baja, como muestra la experiencia de otros países como Estados Unidos».

Fedea no es, ni mucho menos, el primer organismo económico que critica las propuestas de Podemos en materia de vivienda. Sin ir más lejos, la patronal explicó, en un documento adelantado por este periódico, que controlar los precios del alquiler atenta contra la propiedad privada y desincentiva la oferta.

El propio Gobierno se negó en un primer momento a controlar los alquilere como reclamaba la formación morada. Está por ver si en la próxima legislatura el partido de Pablo Iglesias retoma esta reivindicación.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!