Europa no puede permitirse malgastar sus recursos

A finales de julio, el Consejo Europeo creó el fondo de recuperación de la UE, un nuevo e importante instrumento que podría aumentar considerablemente su estabilidad y su unión monetaria, y con el cual el bloque, por primera vez, pedirá prestadas y concederá grandes sumas como subvenciones. Pero el acuerdo del Consejo carece de una estrategia clara para garantizar que el dinero fomente un crecimiento inclusivo y sostenible e impida la corrupción. Hay que resolver esta laguna porque, si se desaprovechase, el fondo quedaría deslegitimado. Las actuales negociaciones entre el Parlamento Europeo, la Comisión y el Consejo (el triálogo) constituyen una oportunidad para mejorar y deberían centrarse en tres puntos esenciales.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!