Europa, la ambición necesaria

Extraño verano de 2020 cuando se hace necesario recurrir a la poesía para superar el “vivir en la basura de lo espantoso”, en verso del gran poeta catalán Joan Margarit. Rebrote del coronavirus, descalabro del turismo, vetado el abrazo, desazón ante un enemigo desconocido y miedo ante la peste económica que porta consigo. Necesitábamos algo positivo para levantar el ánimo y ha llegado de la mano de una institución grande en su concepción, montaña rusa de ascensos y caídas en picado. La UE en su mejor momento, capaz de hacernos creer en la afirmación del historiador Tony Judt: “El siglo XXI todavía podría pertenecer a Europa”. Ante acontecimientos extraordinarios, medidas excepcionales. A Europa le pasa que mientras piensa y habla sobre la vida que quisiera llevar, se le va la vida. Y de nuevo acude a la ayuda Margarit. “Por esto es más importante lo que hacemos que lo que pensamos que queremos hacer”.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!