España navega en un mar de dudas

Guardar

A tenor de las imágenes ofrecidas por el departamento de comunicación de la Federación Española de Fútbol, la selección tenía motivos de sobra como para montar una fiesta en el vestuario del estupendo Friends Arena de Solna, eufóricos los internacionales después de ese empate en la última posesión ante los escandinavos que cerraba la clasificación para la Eurocopa 2020. Se sucedían los abrazos, las palmadas y los alaridos, con Sergio Ramos, luciendo una gorra de estas que marcan tendencia, recibiendo en la puerta a los muchachos en plan jeque. «¡Mi capi, mi capi!», le gritó Robert Moreno, quien cree que existe una conspiración y hay gente que no quiere que le vaya bien al frente del combinado nacional.

Al seleccionador se le puede comprender esa euforia después de un viaje incómodo por tierras vikingas, pues fue malísima la noche de Oslo y en Estocolmo, pese a una evidente mejoría con 25 minutos de brío en el prólogo, la cosa pintaba negra hasta esa puntera salvadora de Rodrigo. «Estoy esperando a que llegue la primera derrota para que me caigan los palos», soltó en la zona mixta de forma desenfada mientras el psicólogo, Joaquín Valdés, ponía la oreja para tomar nota y pulsar a los medios.

De momento, todos coinciden en que hay muchísimo trabajo por hacer durante estos ocho meses de preparación, con debates serios sobre la mesa y que van más allá de una simple tertulia de bar. España, en definitiva, navega por la oscuridad buscando algo de luz, que muy de vez en cuando aparece para que brillen las bondades, que también las hay, de este equipo por definir.

Portería: Moreno alimenta el debate

Si hoy se habla de la portería, interminable ese tema, es porque a Robert Moreno le dio por poner a De Gea ante Suecia cuando todo el mundo tenía bastante interiorizado que Kepa Arrizabalaga era ya el meta titular de esta selección. Es muy probable que el técnico, que pensaba que en Noruega se iba a resolver la clasificación, tuviera el plan ya establecido, y apostó por repartir protagonismo y devolver al once a De Gea, de luto siempre que ha defendido la cueva de España. Sin embargo, en Estocolmo fue el mejor con una intervención inverosímil en el primer tiempo y un puñado de acciones acertadas en la reanudación, únicamente superado por un remate en la misma línea de gol de Berg después de estar pletórico en esa misma acción con dos paradones previos.

Es cierto que cuando viste la camiseta del Manchester United parecer tener poderes, pero es igualmente cierto que con la selección no ha dado la talla, siendo la de Estocolmo, muy probablemente, la mejor de sus noches defendiendo al país. Realizó, eso sí, dos entregas comprometidas a Rodri (igual de culpable) y tuvo la desgracia de retirarse con una lesión muscular, pero hasta entonces mantuvo con vida al equipo en una actuación reivindicativa. Además, el fallo de Kepa en la última jugada de Oslo, con ese penalti torpe, aviva la discusión. La portería siempre llena páginas.

Centrales: Sin pareja fija para Sergio Ramos

Loading...

Van desfilando los centrales por Las Rozas y no hay ninguno que tire la puerta, siendo Sergio Ramos el único indiscutible de este equipo por varios motivos. Al jugador del Real Madrid se le busca pareja estable desde que Gerard Piqué colgó la camiseta después del Mundial de Rusia, pero los técnicos no dan con la tecla, e incluso no tienen definido si Ramos actúa como central derecho o como central zurdo. Después de esta concentración, si mañana empezase la Eurocopa se podría decir que el acompañante del andaluz es, ojo al dato, Raúl Albiol, un esforzado trabajador del fútbol que servía como relleno en los tiempos de gloria. Ahora, cómo estará España, el jugador del Villarreal es titular y ha sido de lo mejor en esta gira escandinava. También Íñigo Martínez tiene sus momentos, y por detrás están los Llorente, Hermoso, Pau Torres, Unai Núñez, Marc Bartra o Nacho.

Busquets: Un líder bajo lupa

Sostiene Moreno que Sergi Busquets, un superviviente, no está tan mal como la gente dice, pero, sin embargo, le sentó en el banquillo para el duelo ante Suecia. Puede que sea la primera vez en la historia en la que el centrocampista del Barcelona es suplente en un partido de los serios, pues no se recuerda algo igual ni en su club ni con España. El caso es que no parece estar, ahora mismo, para grandes trotes, pero sus galones no se discuten. Rodri, además, no tuvo en Suecia su mejor actuación, impreciso en las entregas y algo espeso, pero hay varias voces que reclaman un cambio de esquema para jugar con dos pivotes. Solo así se controlaría el caos.

Delanteros: Muchos candidatos para el gol

El tanto de Rodrigo Moreno en Suecia le reconcilia con España, pues es indiscutible en esta era (lo fue para Luis Enrique y lo es para Robert Moreno) pese a que a sus números no son los mejores (ocho tantos en 22 encuentros). Alcácer es el que mejor guarismos presenta, aunque se lesiona demasiado, y Mikel Oyarzábal, que gusta mucho en Las Rozas, no acaba de romper. Se da por hecho que cuando Álvaro Morata esté en plenitud será uno más del grupo, y pelean por entrar por Iago Aspas, Gerard Moreno y otros delanteros meritorios como Jaime Mata, Muniain e incluso Diego Costa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!