Enric Hernández dirigirá los Informativos de TVE tras la renuncia de Almudena Ariza | Televisión

La parálisis en la que Radiotelevisión Española lleva atrapada los últimos meses pasa esta semana por una de sus rachas más turbulentas. Tras la inesperada renuncia, el lunes 16 de diciembre, de Almudena Ariza al puesto de directora de Servicios Informativos de Televisión Española, el hombre que la nombró hace dos semanas, Enric Hernández, ha anunciado que asumirá la vacante de forma temporal. Hernández, de 50 años, antiguo director adjunto de EL PAÍS y exdirector de El Periódico de Catalunya, está en el ente público desde septiembre, cuando entró como director de Información y Actualidad de RTVE. Como tal, su misión es unificar criterios entre informativos y otros programas; a partir de enero, cuando se convierta en el primer director temporal Informativos de TVE, será también el máximo responsable del Telediario.

Hernández insiste, en la nota de prensa distribuida por la corporación, en que también dedicará los próximos meses a “identificar el perfil más idóneo para ocupar ese puesto, clave en la estructura de TVE”. Eso en un grupo que, tras la marcha del Partido Popular del Gobierno en verano de 2018, no tiene ni presidente ni consejo de administración, y sin ellos seguirá mientras no salga un Ejecutivo de unas elecciones. El anuncio, el pasado 3 de diciembre, de que Ariza asumiría la dirección de Servicios Informativos en enero, precisamente cuando más posibilidades hay de que se forme un nuevo Gobierno, sonaba a comienzo de una nueva y esperada fase en la historia.

Tras Begoña Alegría, Ariza iba a ser la segunda directora de la administración de Rosa María Mateo a quien el Congreso asignó a ella el puesto de administradora única en julio de 2018, como parche temporal, en principio de tres o cuatro meses, mientras las cosas se estabilizaban con un nuevo Gobierno y podían celebrar un concurso público para elegir al presidente y consejo del grupo. Dentro de nueve días, Mateo cumplirá año y medio en el puesto.

Ariza es un clásico de la casa, periodista de prestigio y luchadora habitual por la independencia informativa del grupo. Vistió de luto en los dos meses de 2018 que duraron los viernes negros, aquellas protestas de la Redacción por la manipulación a la que les sometía el Partido Popular. Se adhirió al movimiento MujeresRTVE, diseñado para darle más perspectiva de género a RTVE y también creado aquel año. Ariza daba la talla, en fin, como una directora de Informativos que podía aguantar tiempo en el puesto, ejercer de pararrayos de las presiones políticas y devolver al telediario parte al menos de la mucha audiencia que ha perdido en los últimos años. También podría afrontar una bola de nieve que ha crecido y crecido ante RTVE en los últimos años: “La transformación digital y la adaptación de los contenidos a los nuevos hábitos de consumo de noticias”, como recordaba del comunicado que anunciaba su nombramiento.

«Convencer y motivar»

Ariza, todavía corresponsal del medio en París, viajó a Madrid el día 11 para explicar su proyecto a la Redacción en un encuentro privado. Habló de la independencia informativa de la casa. “La actual Redacción es una roca frente a posibles intentos de manipular la realidad”, recalcó. Dedicó buena parte de la charla a hablar de la transformación digital y subrayó la necesidad de reclutar talento, según cuenta InfoLibre,

El lunes 16 de diciembre, con Ariza de vuelta en París, todo cambió. Se había celebrado la votación de los periodistas de la cadena pública, en la que Ariza había logrado 308 votos a favor, un 61,85%, de los emitidos (498), frente a 117 en contra y 73 en blanco. Ella consideraba que esos números eran insuficientes para asumir la dirección de los Informativos del ente. La convocatoria registró una baja participación: el censo contaba con unos 3.200 trabajadores. Sobre las ocho de la tarde, anunció lo impensable para muchos: que se negaba a asumir el puesto.

Dejaba la pelota en el tejado de Hernández, que asumirá el cargo el 2 de enero. El Consejo de Informativos asegura que el nuevo director de Informativos pretende mantener aquellos planes de Ariza para la transformación digital. Al tratarse de un director temporal no deberá someterse a una nueva votación. En la de septiembre, cuando entró en la corporación, recibió 419 votos en contra, 95 a favor y 131 en blanco

Hubo un detalle en la manera en la que Ariza se despidió: “Mi principal fortaleza para llevar a cabo el proyecto de transformación digital es el conjunto de los profesionales de Informativos. Interpreto que no cuento con un respaldo mayoritario y que no he sabido ilusionar ni convencer”, adujo en un escrito. Dos semanas atrás, había aceptado el cargo con esas mismas palabras: “Contando con una Redacción a la que espero convencer y motivar”.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!