En libertad provisional el conductor detenido por el atropello mortal cerca junto a la SE-30

Sevilla Guardar

El vecino de La Algaba detenido por haber atropellado mortalmente a un peatón en la SE-30 y haber abandonado el lugar sin socorrerlo, está en libertad con cargos tras pasar este jueves a disposición judicial. Así lo han confirmado desde el TSJA a ABC. El conductor, que tiene 29 años y responde a las iniciales M. C. A. se acogió a su derecho a no declarar en el juzgado de Instrucción 15 de Sevilla, que ordenó su puesta en libertad provisional. Esta persona está siendo investigada por los delitos de omisión del deber de socorro e imprudencia con resultado de muerte.

Según detallan fuentes de la Guardia Civil, su detención se produjo este jueves después de que los agentes llevaran más de una semana buscándolo. El conductor no daba señales de vida después de que el pasado 23 de octubre, la Guardia Civil localizara su vehículo en el interior de una nave de La Algaba, tapado con una manta. Aún mostraba los daños que había sufrido tras arrollar a la víctima. No lo había llevado al taller probablemente por temor a ser descubierto.

El siniestro ocurrió el 16 de octubre, cerca de la medianoche. Las primeras informaciones apuntaban a que el accidente tuvo lugar en el kilómetro 17 de la SE-30, en la incorporación de la A-49, sentido Huelva, a la altura de Camas. Si bien, la Guardia Civil, en un comunicado, concreta que el siniestro se produjo en la misma autovía hacia la provincia onubense y dentro del término municipal de Sevilla.

Los testigos que alertaron al centro coordinador de emergencias 112 de que se acababa de producir el accidente, indicaron que la víctima había intentado cruzar la SE-30 cuando fue arrollada por un coche que se dio a la fuga. Los agentes del Grupo de Investigación de Tráfico tan sólo contaban con un dato sobre el sospechoso: que conducía un Audi A3. En ese momento se trataba de un aguja en un pajar porque de ese mismo modelo hay matriculados 9.056 coches sólo en la provincia de Sevilla. Los agentes iniciaron la búsqueda de vehículos en talleres y fueron descartando coches hasta que llegaron al del sospechoso.

La víctima tenía una niña de corta edad. Su madre pidió ayuda a través de las redes sociales en busca de una pista que diera con el autor del atropello. «Me lo dejaron tirado en la carretera como si de un animal se tratara. Por el amor de Dios, no tuvo una mano ni un aliento en su último momento. Mi hija llevaba dos meses sin ver a su papá y esa noche por fin lo vería. No para de preguntar por qué su papi no la ha llevado al circo y que dónde está», se lamentaba en una publicación de facebook.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!