«En 15 minutos están en el aire»

Un caza español F-18 y dos aviones de combate rusos Sukhoi Su-27 tuvieron ayer un tenso «roce» sobre el mar Báltico, según difundió el Ministerio de Defensa ruso en un vídeo distribuido por la agencia estatal Sputnik.

Los aviones F-18 españoles forman parte de la misión de Policía Aérea de la OTAN desplegados desde el 1 de mayo y hasta el 31 de agosto en Lituania. Su misión es proteger el espacio aéreo de Estonia, Letonia y Lituania, países de la Alianza Atlántica que carecen de aviación de combate y cuyo espacio aéreo es objeto de incursiones aéreas rusas.

Según la versión de Moscú, el caza español se aproximó hasta el avión de transporte ruso en el que se encontraba el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, sobrevolando la zona en espacio aéreo internacional, y por tanto neutral. El avión del ministro ruso procedía del enclave ruso de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania.

Desde el Ministerio de Defensa español preferieron no comentar los hechos aunque dejaron constancia de su existencia: «Seguimos con atención toda la actividad de los aviones españoles que operan como vigilancia aérea en el Báltico bajo el control de OTAN. Tenemos todos los datos, pero al ser una maniobra de OTAN es ella quien debe informar de estos temas».

140 militares en Lituania

España despliega cinco aviones de combate F-18 «Hornet», del Ala 12 (Torrejón de Ardoz) y un contingente de 140 militares del Ejército del Aire en la base de Siauliau. En esta ciudad coinciden con la fuerza aérea húngara, que lidera la misión lituana con cinco cazas JAS-39 Gripen. Junto a España, la otra nación de apoyo es Reino Unido, que envió un contingente de cazas Eurofighter a Estonia también por cuatro meses.

Loading...

El destacamento «Vilkas» -como se suele llamar a este destacamento español en Lituania- está formado en esta ocasión por 94 militares del Ala 12 de Torrejón de Ardoz. El resto proviene del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (Umaad) Zaragoza, el Grupo Móvil de Control Aéreo (Grumoca), el Centro de Informática de Gestión (Ciges) y la Dirección de Asuntos Económicos (DAE).

Según informó el 18 de julio el Estado Mayor de la Defensa en su página web, los aviones de combate de la Alianza Atlántica destinados a esta misión salen al encuentro con frecuencia de aviones rusos: «Ilyushin 76, Antonov 12, Sukhoi 35… son algunas de las aeronaves de la Fuerza Aérea Rusa que normalmente sobrevuelan el espacio aéreo de OTAN sin las autorizaciones requeridas por la normativa internacional».

En menos de 15 minutos

«En menos de 15 minutos, y gracias a un procedimiento de puesta en marcha reducido a los mínimos pasos, el binomio de los F-18 del destacamento Vilkas se encuentra en el aire para proceder a la interceptación e identificación visual de la aeronave», explicaron en un comunicado.

Desde el Control and Reporting Centre (CRC) de la misión se produce la detección de aquellas aeronaves que sobrevuelan el espacio aéreo de los países bálticos con alguna irregularidad: no existe un plan de vuelo, no lleva activado el IFF (identificador amigo-enemigo) o no está en contacto radio con la agencia de control de tránsito aéreo.

España ha venido desplegando un destacamento de cazas en un país báltico, cuatro meses al año, desde 2015 con el objetivo de apoyar esta misión de la OTAN.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!