El turbio pasado de Roberto Tobar, el árbitro de la final de la Copa Libertadores

Este sábado se disputa en el estadio Alberto J. Armando, de Buenos Aires, la famosa «Bombonera», el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, un apasionante duelo entre Boca Juniors y River Plate, el Superclásico más histórico entre los dos equipos más populares de Argentina, que será dirigido por el árbitro chileno Roberto Tobar. Un juez envuelto en polémicas en el pasado y que llegó a ser suspendido durante ocho meses.

Ingeniero Informática, Tobar, de 40 años, fue suspendido ocho meses en 2012 por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile por formar parte del «club del póker». Según denunciaron varios jueces de línea, el entonces director del área de desarrollo arbitral organizaba en su casa partidas de cartas en las que participaban varios colegiados, entre ellos el responsable de impartir justicia esta noche en el Boca Juniors-River Plate. Según aquella denuncia, el que perdía jugando al póker era designado para dirigir esa jornada un partido de segunda fila en el interior del país y, con las dietas que recibía, podía recuperar parte de la cantidad perdida en el tapete, según ha recordado la prensa argentina a lo largo de esta semana.

La investigación abierta por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile terminó con varios suspendidos, entre ellos Roberto Tobar, árbitro FIFA desde hace siete años. Una sanción que cortó su progresión. Esta noche dirigirá el Boca Juniors-River Plate, un partido en el que no habrá seguidores visitantes por motivos de seguridad y por decisión de los presidentes de ambos clubes. «Ningún estadio me intimida. Siempre uno trata de concentrarse y de focalizarse en el trabajo en sí del árbitro. Felizmente, no he tenido ninguna sensación que pueda decir que he sentido algún tipo de temor. Estoy muy tranquilo», aseguró el árbitro en una reciente entrevista con La Tercera chilena.

Aquellas partidas de cartas clandestinas no fueron, sin embargo, la única polémica que ha rodeado a Roberto Tobar. En febrero de 2016, al término de un partido de la Copa Libertadores, Pablo Escobar, futbolista del The Strongest boliviano, denunció que el árbitro chileño lo citó para pegarse con él después del encuentro ante el Sao Paulo. «Me invitó a pelear en el túnel de vestuarios». No fue, sin embargo, la única denuncia en este sentido.

Mathías Riquero, del Iquique, también denunció que el árbitro del Boca Juniors-River Plate también lo desafió para pegarse con él al final del encuentro que disputó su equipo ante Unión Española, de la liga chilena. «Le reclamé fuerte después de un gol del equipo rival y me dijo que afuera nos veríamos». Esta noche, Roberto Tobar necesitará toda la tranquilidad y serenidad para impartir justicia en uno de los duelos más calientes y apasionados del fútbol mundial.

Loading...

En el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, Roberto Tobar estará asistido por sus compatriotas Christian Schiemann y Claudio Ríos. El VAR (sistema de vídeoarbitraje) estará a cargo del también chileno Julio Bascuñan. El cuarto árbitro será el peruano Diego Haro.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *