El sistema d’Hont, un arma de doble filo que ahora se vuelve contra el PP

Todo apunta, o al menos así lo pronostican las encuestas, a que en las próximas elecciones el PP obtendrá peores resultados que en la última cita electoral como consecuencia de la irrupción de Vox. Una de las razones que contribuirá a la pérdida de votos que se vaticina para los populares está en un viejo conocido, el Sistema d’Hont.

Para asegurar que todos los territorios, por pequeños que sean, tengan representación en el Parlamento, en España se sigue el Sistema d’Hont, que es bastante proporcional en las circunscripciones más grandes aunque en las más pequeñas beneficia a los partidos más votados.

Hasta hace unos años, este no era un problema para las formaciones mayoritarias, PP y PSOE. Sin embargo desde que en los comicios de 2015 Podemos y Ciudadanos (Cs) se presentaron como alternativas, parece que el Sistema d’Hont se ha vuelto en su contra.

Las circunscripciones pequeñas

El primero en sufrirlo fue el PSOE, cuya cuota de escaños en el Congreso cayó hasta mínimos históricos en la etapa de Rajoy. Una de las causas del desplome fue que en las circunscripciones pequeñas en las que hay pocos diputados en juego, los socialistas bajaron sus prestaciones al calor del auge de Podemos y Cs.

Como estos partidos les «robaron» una mayor parte de votos al PSOE que al PP, los socialistas consiguieron una menor cantidad de apoyos algo que, después, se tradujo en que la balanza entre ambos se desnivelara. Esto se debe a que el PP consiguió esos escaños que en cada circunscripción se quedan «colgando» y que se suelen repartir entre PP y PSOE en virtud de quién está más fuerte en cada cita electoral.

El caso contrario

Loading...

Ahora, con la nueva cita electoral en el horizonte y los vientos de cola soplando a favor del PSOE, las tornas se invierten y parece que el PP va a ser quien sufra en los próximos comicios las particularidades del Sistema d’Hont. Vox ha surgido con fuerza y los barómetros pronostican que conseguirá una notable cuota de votos en todas las circunscripciones, también en las pequeña.

De esta forma, si el voto de la derecha está dividido entre varias formaciones, la balanza entre PP y PSOE podría volver a desnivelarse, pero esta vez a favor de los socialistas. Igual que en los anteriores comicios el PP mantuvo su cifra de votos, ahora ésta podría caer en favor del partido de Abascal. Esto, sin embargo, no le asegura a Vox conseguir representación en el Hemiciclo aunque sí allanaría el camino al PSOE para «robar» al PP esos escaños que bailan de un partido a otro en función de cada cita con las urnas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *