El servidor infiel

Finalmente, el tirano Trump ha sido despedido por una arrolladora afluencia de electores. ¡Qué alivio! Aunque tras su higiénica caída también surgen inquietantes preguntas. ¿Cómo es posible que haya obtenido diez millones de votos adicionales? En parte se debe a la movilización plebiscitaria de las grandes bolsas abstencionistas endémicas en EE UU. Sobre todo la llamada basura blanca, que son los descamisados del peronismo trumpista. ¿Y cómo es posible que las élites conservadoras sostengan a un delincuente como Trump, consintiendo sin rubor la violación de todas las reglas democráticas? Es verdad que la élite del partido demócrata todavía resiste el contagio, pero ante la involución antiliberal que afecta al partido republicano EE UU corre peligro, pues no puede haber democracia sin demócratas.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!