El SAS garantiza que mantendrá los puestos de trabajo en la lavandería del Hospital de Valme

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) defendió ayer la creación de una lavandería provincial en el Hospital Virgen del Rocío, «el mantenimiento de la gestión pública» en los servicios de lavandería para los centros sanitarios, y garantizó que los puestos de trabajo de la lavandería del Hospital de Valme «se mantienen».

Desde la Consejería de Salud y Familias, en declaraciones a Europa Press, aseguraron que «en ningún caso se está procediendo a la privatización de estos servicios ni al cierre de los mismos, como aseguran CCOO y UGT». Al mismo tiempo, el departamento que dirige Jesús Aguirre mantiene su defensa «decidida» del empleo público en estas áreas, tal y como pone de manifiesto la convocatoria de plazas de personal fijo en estas unidades en la última Oferta de Empleo Público, con 229 plazas para personal de lavandería y planchado.

En el caso de la lavandería del Valme, parte de su actividad se integrará en las próximas semanas en la lavandería provincial delVirgen del Rocío para garantizar «el servicio más adecuado a profesionales y usuarios», ya que «existen deficiencias tanto en la infraestructura interna como en parte de la maquinaria de este servicio que dificultan la actividad».

Para la Consejería de Salud, estas «deficiencias» fueron ya identificadas en 2013 en varios informes realizados por técnicos del centro hospitalario, pero desde entonces no se han tomado medidas para subsanarlas por parte del anterior Gobierno socialista.

Dichos informes realizados por los técnicos, tanto del centro hospitalario como de la empresa de mantenimiento, alertan de que gran parte de la maquinaria debe adaptarse al Real Decreto sobre seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.

Inversión de más de cuatro millones

Loading...

De hecho, se están produciendo averías fruto de la antigüedad de la maquinaria y esta obsolescencia técnica genera una necesidad de repuestos industriales que «difícilmente se pueden encontrar en el mercado».

Por todo ello, la dirección del centro hospitalario se ha visto forzada a integrar el servicio hospitalario en la lavandería provincial para evitar posibles riesgos a los trabajadores, pero que «en ningún caso se trata de externalización o privatización del servicio, ya que seguirá ofreciéndose desde un centro público y mediante gestión pública».

El Gobierno autonómico anterior «impulsó una lavandería provincial para los centros sanitarios públicos de la provincia de Sevilla», que supuso una inversión por encima de los cuatro millones de euros, y que «la previsión era la integración progresiva de los diferentes centros sanitarios en un único servicio público».

Por tanto, la Consejería incide en que los puestos de trabajo de la lavandería del Valme se mantienen y aquellos profesionales que han decidido cambiar su centro de destino «lo han hecho de forma voluntaria».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!