«El sábado veremos si he aprobado este examen»

Denis Suárez sacó a relucir toda su rabia sobre el terreno de juego tras anotar dos de los cuatro goles del Barcelona ante la Cultural. Era una forma de liberar tensión tras jugar en uno de los pocos partidos que le ha dado Ernesto Valverde esta temporada. No obstante, su reivindicación no quedó ahí y la llevó fuera de los terrenos de juego. Visiblemente dolido dejó una serie de mensajes, principalmente para el técnico azulgrana, que esta temporada solo le había permitido disputar la ida de estos dieciseisavos de final de la Copa y once minutos en la Champions League. Pobre bagaje para un futbolista que medita seriamente marcharse en el mercado de invierno y reclamó más oportunidades para los jóvenes de la cantera. En este sentido, el dardo también alcanzó a la secretaría técnica, que peina el mercado en busca de jugadores que puedan suplir las numerosas bajas que tiene el equipo.

El futbolista quiso responder a Valverde, que el martes había dejado caer que los futbolistas que no juegan habitualmente deben demostrar en este tipo de partidos que merecen más oportunidades. «Me sentí muy bien en el campo. El entrenador dijo el otro día que este partido era un examen. Hoy fue un examen para mí y creo que pasé esta prueba, pero vamos a ver si voy a jugar el sábado. La última decisión siempre es el entrenador. No tengo los minutos que quería tener y sólo quiero jugar. Creo que estoy trabajando bien y mi único objetivo es jugar más. El sábado veremos si he aprobado», comentó en alusión al partido que el Barcelona juega en Cornellá ante el Espanyol. Denis, reforzado por los dos goles se vio autorizado para pedir la titularidad en el derbi. Preguntado por qué pasaría si no juega en Cornellá y si sigue manteniendo su deseo de triunfar en el Barça, se mostró contundente: «Yo lo que quiero es jugar. ¿Si me iré? Yo lo que quiero es jugar», se limitó a decir en una respuesta que era una declaración de intenciones.

La defensa de la Masía y la crítica a la política de fichajes del club azulgrana también estuvo presente cuando se preguntó por la buena imagen dada por los jugadores del filial y sobre todo de Riqui Puig, que le dio una deliciosa asistencia en su segundo tanto. «Estoy contento por el partido, por los goles y por la gente que juega menos y que hoy ha podido participar. Contento también por la gente de casa que ha podido debutar. Yo estuve un año en el Barça B y sé lo que es venir de abajo. Creo que en la cantera hay mucho nivel y que no hace falta ir fuera cuando hay tanto nivel en casa», soltó el gallego, que en todo momento tenía un semblante serio. Hay que recordar que al margen de los tres partidos en los que ha participado, Denis solo ha entrado en cinco convocatorias más, quedándose en la grada en 14 ocasiones. Antes de marcharse, tuvo palabras de felicitación para Riqui Puig: «Le he felicitado por el partido, por el debut. Es un chico que lleva todo el año entrenando con nosotros. Me alegro mucho por él porque es muy amigo mío. Animarle a que siga así, trabajando y peleando, porque tiene calidad y nivel para estar en el primer equipo algún día como Aleñá, que ha subido definitivamente. Cuando hay tanto nivel y tan buenos jugadores en la cantera es necesario apostar por ellos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *