El ruido y la palabra

Mientras Díaz Ayuso, al modo Esperanza Aguirre, inauguraba a bombo y platillo un hospital sin terminar y sin personal; mientras la presidenta madrileña alardea de un dumping fiscal que “es desleal, injusto e insultante”, en palabras de Ximo Puig; mientras PP y Ciudadanos repiten una y mil veces las siglas ERC y Bildu, según el eterno recurso de los perdedores de buscar una contaminación maligna para descalificar al adversario, el presidente valenciano proponía en Cataluña una alianza estratégica para avanzar en el modelo territorial. Es decir, apelaba a la grandeza política para restañar heridas y construir futuro.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!