El rey de Zamunda | EL PAÍS

VUELVE EL MITO DE LOS OCHENTA

Eddie Murphy, el príncipe del público

El Príncipe de Zamunda fue uno de los grandes éxitos del cine comercial de 1988, recaudando casi 300 millones de euros. La película introdujo en el imaginario popular los estereotipos de la cultura africana, y Eddie Murphy, que además de protagonista era productor, obtuvo su mayor gloria en taquilla.

En este primer filme, además de convertir en una estrella a Arsenio Hall (Semmi), también permitió ver en uno de sus primeros papeles en el cine a Samuel L. Jackson y el cameo sin texto de un adolescente Cuba Gooding Jr. Hoy, en Internet son innumerables las referencias y análisis de muchos de los elementos que aparecen en el filme, con subastas en línea de algunas de las monedas originales del reino de Zamunda o la venta de su bandera nacional en Amazon.

Arsenio Hall (izquierda) vuelve a ser el fiel escudero de Eddie Murphy en El Rey de Zamunda, la segunda parte del clásico del cine de los ochenta.

‘El Rey de Zamunda’, el regreso de un icono

La segunda parte del filme de los ochenta se estrena ahora en Prime Video, ya disponible, convirtiendo a Akeem en monarca en busca de un heredero varón. Repiten en El Rey de Zamunda la gran mayoría de los protagonistas: Shari Headley, como la princesa Lisa; James Earl Jones, que ejerce otra vez de rey Jaffe Joffer; o John Amos, que interpreta al padre de la actual reina. También está Arsenio Hall, como Semmi, el ayudante de cámara del personaje que interpreta Eddie Murphy, recuperando para la gran pantalla a uno de los ilustres cómicos de los EE UU. En esta continuación, el guión ha estado a cargo de Kenya Barris, creador de la serie Black-ish que ha aupado a la cultura afroamericana contemporánea, Barry Blaustein y David Sheffield. Además, se añade al cartel un nuevo personaje antagónico, el terrible líder de una tribu vecina que encarna Wesley Snipes (el vampiro de las tres sagas de Blade).

La barbería, la escena se repite

La ingeniosa conversación de boxeo sobre Muhammad Ali y Ricky Marciano en una típica peluquería neoyorquina en El Príncipe de Zamunda es una de las escenas míticas del cine de los ochenta. En ella, Murphy y Hall, caracterizados de diferentes personajes, multiplican sus roles para resolver unos diálogos descacharrantes. En la película de 2021, El Rey de Zamunda, también se repite este encuentro surrealista donde al monarca se le termina llamando Mufasa, como el personaje de El Rey León.

La escena de la barbería, con Eddie Murphy y Arsenio Hall desdoblados en otros hilarantes personajes, también tiene su segunda parte en El Rey de Zamunda.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!