El régimen cubano esconde y censura el discurso de Felipe VI sobre democracia y DD.HH.

El «Granma», el instrumento de propaganda política del Partido Comunista de Cuba y por ende del régimen, vuelve a sustraer al pueblo cubano la realidad y la verdad, en esta ocasión con motiva de la visita de los Reyes de España a la isla por el 500 aniversario de la fundación de La Habana. En su edición digital de ayer, el medio oficialista abría su portada (por la mañana) con un bloque informativo que hacía referencia al viaje de los Monarcas a Cuba, dedicando un lugar destacado a la visita imprevista -no estaba en la agenda- de Felipe VI a Raúl Castro el jueves por la mañana. Un encuentro que fue fijado después de la cena del día anterior en la que Don Felipe ofreció su discurso más importante -y más esperado- en el que abordó temas -democracia, libertad, derechos humanos- no deseables por el régimen que han sido censurados en «Granma». El medio oficialista no hace referencia a la parte del discurso -que no merece ni un titular en la portada- en la que el Rey explicó cómo «los españoles hemos aprendido que es en democracia como mejor se representan y se defienden los derechos humanos, la libertad y la dignidad de las personas, y los intereses de nuestros ciudadanos». Tampoco cuando afirmó que «es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos, y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias y encontrar, en esas instituciones, el adecuado respeto a la integralidad de sus derechos incluyendo, entre ellos, la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión». Derechos estos inexistentes en Cuba, que por intentar ejercerlos ha llevado a miles de cubanos a las cárceles del régimen y a sufrir la represión y la tortura -el último caso y más sonado es el del expreso de conciencia José Daniel Ferrer-. Ninguna de estas palabras están recogidas en la edición digital del «Granma» que ha escondido y censurado el discurso del Rey. Incluye sin embargo la parte más amable del discurso de Don Felipe para con el Gobierno dentro una pieza encabezada por el discurso del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que pronunció de manera sorpresiva -no estaba previsto que hablara-, tal vez como reacción a las palabras de Don Felipe. En ella, deja constancia del respaldo de España contra las sanciones impuestas por EE.UU. Después de reproducir el texto del mandatario cubano, y separado por una fotografía de Don Felipe y un subtítulo -«Raíz común; intereses compartidos»- se incluye una parte seleccionada del discurso del Rey en la que hace una mera referencia a la relación histórica de ambos países, a los «intereses compartidos entre nuestros dos países, especialmente a través del comercio y la inversión» y el impacto de la cultura cubana en el mundo. Por supuesto, nada de nada sobre la democracia y los derechos de los cubanos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!