El príncipe Andrés habla sin tapujos en una entrevista exclusiva con la BBC

Corresponsal en Londres Guardar

El escándalo por el caso Epstein sigue en boga y el príncipe Andrés ha decidido dar la cara. En una entrevista exclusiva emitida ayer sábado por la BBC en horario de máxima audiencia, habló sin tapujos sobre lo que ha supuesto para él haberse visto envuelto en este tema y por primera vez contestó preguntas al respecto. La periodista Emily Maitlis realizó la que calificó como «una entrevista sin restricciones» el pasado jueves en el Palacio de Buckingham.

El millonario Jeffrey Epstein, amigo del Príncipe desde que se conocieron en 1999, fue encontrado muerto a principios de agosto en su celda de una cárcel de máxima seguridad de Nueva York, donde estaba detenido a la espera de juicio por pedofilia. La autopsia determinó que Epstein, de 66 años, se había suicidado ahorcándose con una sábana. «Durante muchos años, Jeffrey Epstein explotó sexualmente y abusó de docenas de niñas menores en su casa en Manhattan (Nueva York) y en Palm Beach (Florida), entre otros lugares», se lee en el auto del gran jurado, que asegura que el gestor de fondos les pagada cientos de dólares por sus servicios. El hijo de la Reina Isabel II no solo se ha desvinculado desde el principio del comportamiento criminal de su amigo, sino que asegura que no sabía nada e incluso se mostró «horrorizado» por las acusaciones. Sin embargo, en el 2010, cuando Epstein ya había sido condenado por otro delito relacionado con proxenetismo, los amigos, que mantenían vínculos no solo emocionales sino también económicos, fueron fotografiados caminando juntos por el Central Park de Nueva York y también en la mansión del millonario.

Y hace unos meses, una de las presuntas víctimas de Epstein asegura que mantuvo relaciones sexuales con el príncipe Andrés cuando ella tenía 17 años (ahora tiene 35) y que fue «traficada» por el ahora fallecido. Un «agresor sexual» y un «participante» en los abusos es como definió la mujer a Andrés de York en una entrevista con la cadena estadounidense NBC. Inmediatamente el palacio de Buckingham reaccionó con un comunicado en nombre del príncipe, donde este negó «cualquier forma de contacto sexual o relación» con la mujer. En relación con Epstein, el duque de York aseguró que «solo puedo reiterar mi arrepentimiento tras haberme equivocado al pensar que lo que creía saber de él evidentemente no era real, dado lo que sabemos ahora». En el 2015, el nombre de Andrés de York apareció en los documentos judiciales como parte de un caso contra Epstein en Estados Unidos y otra mujer ha afirmado que el duque le tocó un pecho mientras compartían sofá en el apartamento del magnate en Manhattan. Por si fuera poco, la cadena Channel 4 está investigando también al príncipe por su presunta participación en una orgía junto a Epstein y otras nueve jóvenes, según publicó el diario Daily Mail.

Todo este escándalo ha dejado por los suelos la reputación del duque, de 59 años y padre de las princesas Beatriz y Eugenia con Sarah Ferguson, de quien está divorciado desde 1996 pero con quien vive en la misma casa. Según la consultora británica YouGov, solo un 19% de los ciudadanos británicos tiene una opinión positiva sobre el tercer hijo de la reina Isabel II, mientras que un 38% la tiene negativa. De hecho, en el ranking de popularidad de 15 miembros de la familia real, ocupa precisamente el último puesto. De ahí que haya tomado la decisión de conceder esta entrevista a la que se considera una de las mejores periodistas de la prestigiosa cadena británica, un hecho casi sin precedentes entre los «royals», que no suelen responder a preguntas de forma tan abierta. En todo caso, su defensa sigue siendo la misma que uno de los comunicados del Palacio: «Su Alteza Real deplora la explotación de cualquier ser humano y la sugerencia de que participaría o alentaría tal comportamiento es aborrecible».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!