El Palacio Arzobispal salda una deuda con la historia de Alcalá en el Museo Arqueológico Regional

Madrid Guardar

La Guerra Civil había terminado hacía más de cuatro meses y, pese a los avatares desde su nacimiento como fortaleza en el siglo XIII, el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares soportaba el peso de su historia. Había sobrevivido. Pero fue en la canícula, el 11 de agosto de 1939, cuando las llamas de un fuego que nunca llegó a esclarecerse devoraron esta joya renacentista. Con ella desaparecieron 78 salas del Archivo General Central. Ni los vecinos, ni los bomberos -que tuvieron que ir desde Madrid- pudieron hacer nada por detener aquel desastre documental y patrimonial.

Alguno de los entonces niños que vivieron el pavoroso incendio dan voz hoy a una serie de entrevistas que sirven de nexo en la exposición «De palacio a Casa de los Arqueólogos. Pasado y futuro del Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares». Una muestra, inaugurada el pasado miércoles, que acoge el Museo Arqueológico Regional con la vista puesta en el futuro proyecto que aprovechará las estructuras aún en pie del palacio para crear un ampliación de sus dependencias. Entre ellas está previsto crear un nuevo espacio de congresos, instalaciones destinadas a la investigación y un restaurante-cafetería. El objetivo del Ejecutivo madrileño es poner en valor un lugar histórico de la ciudad complutense -allí tuvo lugar la primera reunión entre Colón y los Reyes Católicos en enero de 1486- que cayó en el abandono hasta finales de los años 80. Durante décadas fue expoliado entre sus ruinas, muchas de ellas malvendidas como materiales de derribo. El interés que colectivos como la Asociación para la Recuperación del Palacio Arzobispal (Arpa) promovieron para salvar esta joya se materializó en una serie de excavaciones arqueológicas que permitieron recuperan parte de los elementos arquitectónicos que engalanaban el fastuoso conjunto. En él intervinieron, a lo largo de los siglos, arquitectos de la talla de Alonso de Covarrubias que realizó una espectacular escalera perdida también en el incendio.

Escalera de Covarrubias, antes del incendio
Escalera de Covarrubias, antes del incendio – Comunidad

De forma previa a esta exposición, el Museo Arqueológico Regional ha realizado una intensa labor de recuperación arqueológica de piezas pertenecientes al palacio que se encontraban dispersas. Algunas de ellas proceden de las diversas excavaciones que han permitido reconstruir la historia del edificio desde sus orígenes. En total se exhiben 180 piezas, que estaban repartidas por toda la geografía española, prestadas por 18 particulares e instituciones. El conjunto se distribuye en tres áreas temáticas que recorren la historia, la arquitectura, la arqueológica y, por último, el futuro del Palacio en el proyecto de la Casa de los Arqueólogos. Muchas de ellas van acompañadas de dibujos e ilustraciones que permiten imaginar la grandiosidad del edificio que conformaban.

Junto con las piezas originales, la exposición contará con montajes arquitectónicos en anastilosis, una técnica empleada por los arqueólogos que permite conjugar dibujos y piezas originales para recrear una imagen fidedigna del edificio. Asimismo la muestra reconstruye visualmente sus tres patios principales -el del Aleluya, el de la Fuente y el de Fonseca- y varias réplicas de los capiteles que están depositados en el museo regional. A ello, se suma una maqueta encargada para la ocasión que, junto con una gran colección de fotografías y grabados, permitirá al visitante hacerse una idea clara del complejo en su época de mayor esplendor.

Museo Arqueológico Regional. Plaza de las Bernardas s/n. Alcalá de Henares. Hasta el 12 de abril de 2020. Gratis. Lunes cerrado. Más información en www.madrid.org

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!