El odio está en el aire

Es posible que Stefan Zweig se llevara un susto al ver a todos los que hoy citamos El mundo de ayer como quien se pone una librería de atrezo para las videoconferencias, y quizá el recientemente fallecido Juan Genovés, autor del cuadro que simboliza la Transición, se sorprendiera al oír cómo reivindicaban el espíritu de concordia políticos que se han especializado en la división. El Gobierno funciona generalmente como una asociación de un partido central de la España democrática con dos de los grandes impugnadores de la Transición, Unidas Podemos y el independentismo. Su adversario de referencia es el tercero, Vox, que imposibilitó en el Congreso una declaración en recuerdo de Genovés. El mito de la Guerra Civil es más entretenido que el mito de la Transición.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!