El mundo rico se vacunará en 2021

Las siglas del momento no son ERC ni PGE, sino BNT162b2, el taciturno nombre de la vacuna de Pfizer. Su aprobación el martes por el regulador británico (MHRA) se ha adelantado a las agencias del medicamento estadounidense (FDA) y europea (EMA), por si nos hicieran falta más siglas, y ha propagado por el planeta una ola de ansiedad que ha llegado de Londres a Wellington y de Ginebra a Tombuctú. El revuelo está justificado en parte, no solo por la luz al final del túnel que ya había anunciado el doctor Tedros, director general de la OMS, sino también por el hito científico e industrial que ha supuesto desarrollar una vacuna contra un virus desconocido en menos de un año, y con una tecnología (mRNA, o ARN mensajero) inédita para este propósito. El diablo, sin embargo, mora en los detalles.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!