El juez imputa a Abengoa y Deloitte por posible estafa a inversores | Economía

Un informe que refleja la “sistemática ocultación de sustanciales pérdidas” y la “notable alteración de la real apariencia de la situación económico financiera” de Abengoa está en la base del auto, conocido este lunes, con el que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha admitido una ampliación de la querella contra Abengoa y la auditora Deloitte por un presunto delito de estafa de inversores.

En el auto conocido hoy, el juez afirma que “si Abengoa entró en situación de insolvencia de la noche a la mañana, si los bancos no aseguraron la ampliación de capital por importe de 650.000.000 euros fue porque las cuentas de Abengoa reflejaban una realidad bien distinta a su verdadera situación económico-financiera y patrimonial durante el tiempo en que estuvo administrada por los señores Benjumea y Sánchez Ortega, controlada la Comisión de Auditoría por las dos consejeras hoy querelladas, señoras García Díez y Velarde Valiente, y auditada sin salvedades por Deloitte y por el señor Arranz Alonso”.

“En el mismo momento en que se pusieron de manifiesto los problemas de liquidez de Abengoa en septiembre 2015, y antes de la solicitud de preconcurso, incluimos una incertidumbre material de viabilidad en nuestro informe de auditoría de las cuentas semestrales de 2015”, señala por su parte un portavoz de Deloitte.

El informe de la Fiscalía

En su informe previo sobre la admisión de la querella, la Fiscalía consideró que existen indicios bastantes como para considerar en este estado de la causa y “sin perjuicio de ulterior calificación, la posible alteración contable con efectos perjudiciales para sus socios, accionistas y/o terceros de las cuentas” de, al menos; los ejercicios 2014 a 2016 de las cuentas anuales de Abengoa, S.A. y otras sociedades dependientes (Abengoa Solar, S.A. y Abengoa Bioenergía, S.A.).

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!