El infierno de Halle Berry con su expareja: abusos, incesto y racismo

Halle Berry (53 años) vivió una auténtica pesadilla de la mano de su expareja, Gabriel Aubrey (43), padre de su hija Nahla (11), con quien salió durante cinco años. La pareja decidió poner fin a una relación que, tal y como se ha conocido ahora, fue un auténtico infierno para la intérprete. El medio «Radar Online», saca a la luz unos documentos de 2011 -cuando se enfrentaban por la custodia de su pequeña- en los que se desvela el infierno que vivió la actriz cuando aún eran pareja. Berry actriz fue víctima de abusos verbales por parte del canadiense. Según sus palabras, su vida «íntima» fue disminuyendo después de los primeros meses juntos y en un año solo tuvieron «relaciones tres veces»: «Gabriel se negó a reconocer o aceptar la responsabilidad por ello y en vez de eso, criticó mi cuerpo de manera degradante para cualquier mujer» Además, la actriz le acusaba de no quiere aceptar que su hija fuese mestiza y de haber mantenido una relación incestuosa con un miembro de su familia, aún a día de hoy sin identificar, tal y como él mismo le habría confesado. Para conseguir la custodia de la pequeña, Halle Berry argumentó que su ex tenía un amplio historial de enfermedades mentales, como depresión y ansiedad social, y que no era el más indicado para hacerse cargo de sus cuidados. Ante estas acusaciones, los abogados de él alegaron que la intérprete estaba violando la intimidad de su cliente con estas afirmaciones, que tacharon como «hechos incorrectos», y pidieron al tribunal que no las tuviera en cuenta. El juez ordenó entonces, no obstante, que la actriz pagara 12.600 euros al mes a Aubrey por la manutención de su hija y que se hiciera cargo de las costas del juicio, lo que supuso unos 275.000 euros.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!