El hist√≥rico cine de Madrid donde trabaj√≥ como camarero un famoso actor espa√Īol

Cada d√≠a, de martes a domingo, se proyectan entre tres y cuatro pel√≠culas en las salas del Cine Dor√©. Un p√ļblico muy fiel, algunos incluso de diario, se da cita en este coqueto espacio de Madrid, muy popular entre los cin√©filos, pero todav√≠a desconocido para muchos madrile√Īos. Desde 1989 es la sala de exhibiciones de la Filmoteca Espa√Īola, y se utiliza tanto para las proyecciones de su programaci√≥n como para llevar a cabo actividades de divulgaci√≥n: presentaci√≥n de libros, seminarios, mesas redondas, coloquios y conferencias.

Los or√≠genes de este cine situado en la calle Santa Isabel 3 se remontan a 1912 cuando se inaugur√≥ el sal√≥n Dor√©. ¬ęEsta zona era un sitio de paso, las personas se dejaban ver por aqu√≠¬Ľ, explica a ABC Patrocinio Nieto, gerente del Cine Dor√©. Era uno de los llamados salones de la capital, donde se realizaban distintas actividades sociales de ocio y ten√≠a capacidad para 1.250 personas. All√≠ se empezaron a proyectar documentales ya que por aquella √©poca no hab√≠a montaje de pel√≠culas. Contaba con una planta baja y dos pisos, jard√≠n y sal√≥n fumador. A√Īos m√°s tarde, en 1923, se construye el actual Cine Dor√©, cuyos planos arquitect√≥nicos los firm√≥ Cr√≠spulo Moro y por detr√°s del proyecto estaba el empresario industrial Arturo Carballo Alemany. Otro nombre importante en la construcci√≥n del cine fue el de Francisco Garriga, especialista en fabricaci√≥n de muebles. Moro opt√≥ por un estilo modernista, el habitual en los cinemat√≥grafos de principios de √©poca y muy acorde con la arquitectura de la capital de aquel entonces.

Antonio Santamarina, anterior gerente del Cine Dor√©, y Patrocinio Nieto, actual gerente, en las escaleras del edificio – BEL√ČN RODRIGO

Sobre su nombre, se debe a que ¬ęmuchos cines se llamaban as√≠ por la escala musical ya que se proyectaba el cine con m√ļsica de acompanamiento¬Ľ, puntualiza Antonio Santamarina, quien fuera gerente de este espacio durante catorce a√Īos. Durante los primeros a√Īos fue un cine conocido y un negocio pr√≥spero y entre los √©xitos cinematogr√°ficos se citan “Gloria que mata” (1925), de Rafael Salvador, un documental sobre la muerte del torero Manuel Granero y “Frivolinas” (1927), dirigida por Arturo Carballo, empresario del propio cine. Durante la Guerra Civil sufri√≥ los bombardeos y posteriormente se uni√≥ al declive del barrio Ant√≥n Mart√≠n. ¬ęSe qued√≥ en una situaci√≥n muy mala y acab√≥ por cerrar en los a√Īos 60¬Ľ, resalta Santamarina. Como sala de reestreno, con dos sesiones diarias, fue perdiendo su esplendor para pasar a ser conocido popularmente como el ‚ÄúPalacio de las Pipas‚ÄĚ, donde los madrile√Īos ¬ęse proteg√≠an del cine y pasaban la tarde¬Ľ, a√Īade el anterior gerente.

Cerrado en 1963, se qued√≥ en total abandono durante casi dos d√©cadas y fue Antonio Garc√≠a Rayo quien denunci√≥ el declive de la sala y habl√≥ con Luis Garc√≠a Berlanga, entonces presidente de la Filmoteca Espa√Īola. ¬ęHab√≠a dos opciones para llevar la Filmoteca, el Cine Barcel√≥ y el Cine Dor√©, y se opt√≥ por este¬Ľ, recuerda Antonio Santamarina. Hasta entonces cada a√Īo la Filmoteca eleg√≠a una sala para exhibir sus pel√≠culas. ¬ęPara los cin√©filos fue una muy buena noticia ya que algunos a√Īos se eleg√≠an salas poco c√©ntricas¬Ľ, comenta Patrocinio Nieto.

Sala principal del Cine Doré con capacidad para 315 personas
Sala principal del Cine Dor√© con capacidad para 315 personas – BEL√ČN RODRIGO

El Cine Dor√© es propiedad del Ayuntamiento de Madrid y est√° cedido al ministerio de Cultura. Para esta nueva etapa el edificio fue restaurado por el arquitecto Javier Feduchi. ¬ęDe familia de arquitectos, una de sus hermanas cas√≥ con Rafael Moneo y otro hermano es decorador pero fue √©l mismo quien realiz√≥ el edificio y la decoraci√≥n¬Ľ, aclara el anterior gerente. El cine cuenta con dos salas y un patio, ¬ęmarroqu√≠, por eso utiliza el azulejo azul¬Ľ. La filosof√≠a que se sigue es la de ¬ęconservar la decoraci√≥n al m√°ximo, lo cual supone a veces m√°s dificultades para nosotros¬Ľ, reconoce la actual gerente. Entre los √ļltimos cambios, el de renovar las butacas.

Por el Cine Dor√© pasa un p√ļblico muy variado. El cin√©filo, estudiantes, familias y p√ļblico infantil se dejan ver por las salas. A un precio de 3 euros por sesi√≥n (2 euros para las entradas reducidas) y 40 euros el abono de temporada, ¬ętenemos muy buena entrada, en muchas ocasiones la sala est√° llena¬Ľ, reconoce Patrocinio Nieto. La sala principal tiene 315 lugares y la peque√Īa 117 mientras que en la terraza, donde se instala el cine de verano, pueden sentarse cerca de 120 personas. ¬ęTenemos un p√ļblico muy fiel y hay ciclos que funcionan muy bien, como fue el del Oeste, el de Almod√≥var o el de Carlos Saura¬Ľ, a√Īade. Cuando optan por cl√°sicos como ‚ÄúUn d√≠a en la √ďpera‚ÄĚ de los Hermanos Marx o ‚ÄúEl Mago de Oz‚ÄĚ ¬ęes una aut√©ntica locura, hay mucha gente que viene con sus hijos porque quiere que vean las pel√≠culas en la gran pantalla¬Ľ.La primera sesi√≥n de los s√°bados est√° dedicada al p√ļblico infantil.

En el patio se encuentra la cafetería decorada con azulejos azules en las paredes y columnas
En el patio se encuentra la cafeter√≠a decorada con azulejos azules en las paredes y columnas – BEL√ČN RODRIGO

Visitas de directores

Por estas salas es muy habitual encontrarse a los directores de cine espa√Īoles e incluso a muchos actores. Tambi√©n extranjeros, como John Malkovich, David Lynch, Jonathan Demme o Manuel de Oliveira han estado sentados en las butacas del Cine Dor√©, al igual que la Reina Letizia acompa√Īada por sus hijas. Entre las curiosidades de esta casa, la del actor Javier C√°mara, que trabaj√≥ como camarero en el bar o la declaraci√≥n de amor en el escenario protagonizada por una pareja de extranjeros que fue posible gracias a la colaboraci√≥n del personal de la casa. En total trabajan 17 personas que mantienen una relaci√≥n pr√≥xima y cordial con el p√ļblico.

En los √ļltimos a√Īos el Cine Dor√© ha incorporado las nuevas tecnolog√≠as en las billeteras y en su archivo. ¬ęSe han actualizado los precios y se han regularizado otros servicios como el alquiler del espacio¬Ľ, explica la gerente. Aunque el presupuesto ha mejorado bastante en los √ļltimos a√Īos, sigue necesitando m√°s recursos para dotarlo de los mejores avances tecnol√≥gicos. Pero no falta en el Cine Dor√© p√ļblico, lo que demuestra que se aprecia su labor cultural y social.

Jardín del edificio en el que se proyecta el cine de verano
Jard√≠n del edificio en el que se proyecta el cine de verano – BEL√ČN RODRIGO

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *