El gran puzle de Itálica

La ciudad romana de Itálica, fundada en el año 206 antes de Cristo, nunca ha sido borrada por el tiempo. Siempre ha estado ahí, a siete kilómetros de Sevilla, en lo que hoy es Santiponce, y su ruina ha sido precisamente su visibilidad. Habitada hasta el siglo XII, también durante el periodo musulmán, Itálica sirvió de cantera a unos y a otros, que utilizaron fustes, capiteles y sillares para nuevas construcciones. Tan escasa era la importancia que se le otorgaba al patrimonio que el propio Ayuntamiento de Sevilla ordenó en 1740 derribar los muros de su imponente anfiteatro —con capacidad para 25.000 espectadores, era uno de los más grandes del Imperio Romano— y levantar con su piedra un dique en el río Guadalquivir. Una pésima decisión que debilitó el edificio ante la siguiente gran agresión: el famoso terremoto de Lisboa de 1755 que hizo tambalearse a toda la península Ibérica y al norte de África.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!