El Gobierno ordena a las comunidades recortar 1.200 millones de euros en gasto este año

Con un cóctel que incluye menos crecimiento de la actividad, el Gobierno no cambia su previsión de déficit este año en el Programa Presupuestario remitido ayer a Bruselas. La estimación de desequilibrio continúa inalterable en el 2% del PIB. Parte de ello se debe a que el Ejecutivo ha obligado a las comunidades autónomas a ajustar 1.150 millones de euros por adelantos de cierre presupuestario, retenciones y acuerdos de no disponibilidad. Un ajuste que se produce, según explica el Gobierno en el documento, «en respuesta a las comunicaciones y requerimientos efectuados en virtud del artículo 19 y 24 de la Ley de Estabilidad». Ello se debe a la remisión de planes de ajuste –para las comunidades díscolas– y reequilibrio –para las que tienen riesgo– que ha pedido el Ministerio de Hacienda a las regiones incumplidoras y advertencias de riesgo de incumplimiento. Estos 1.150 millones se corresponden con medidas comunicadas por las regiones. Una parte de estos ajustes compensa un aumento del gasto en personal de 624 millones por devolución de pagas extraordinarias que algunas regiones suprimieron. Debido a la prórroga de presupuestos y el incumplimiento de los objetivos de déficit, en el mes de agosto Hacienda realizó los requerimientos de planes de ajuste y medidas por los planes remitidos a «Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia, La Rioja y Valencia» mientras que se comunicaron las «advertencias por riesgo de incumplimiento de las reglas fiscales a Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria y Navarra». Estas cartas se enviaron en pleno verano, cuando las comunidades del PP se rebelaron contra el Gobierno por retenerles casi 4.700 millones de euros en entregas a cuenta pendientes de repartir, después de que alegara que la Abogacía del Estado no le permitía aprobarlo en funciones pese a no disponer de un informe para ello. Posteriormente, el Ejecutivo aprobó esta actualización de las entregas, pese a dicho documento de los letrados del Estado. 250 millones menos en medicamentos Sin las subidas de impuestos previstas en anteriores planes (a rentas altas, diésel, grandes empresas, bancos y tecnológicas) y 5.405 millones de euros más en gasto para 2020, el déficit pasa del 1,1% del PIB al 1,7%. Todo ello sin incluir una de las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de relajar el número de peonadas necesarias para cobrar el paro agrario, que supondrá un nuevo gasto para la Seguridad Social. Además, el Gobierno incluye el ahorro en 2019 y 2020 de 750 millones de euros por seguir las recomendaciones de la Autoridad Fiscal para ganar en eficiencia en el gasto en incentivos a la contratación (500 millones de ahorro el año que viene) y el desembolso en medicamentos (200 millones en 2020 y 50 en 2019 de ahorro). A ello se le suma la congelación de las subvenciones, tras el contundente informe que la Airef realizó sobre los 14.000 millones de gasto que suponían, con un destino difícil de identificar. «El gasto en subvenciones, se mantiene prácticamente constante, en el 0,6% interanual», recoge el Ejecutivo. Para rematar el Gobierno prevé un aumento del consumo público moderado, del 2% en 2019 y del 1,5% en 2020. Una reducción que la Autoridad Fiscal, en su informe sobre las previsiones remitidas por el Gobierno a la Comisión Europea, no se termina de creer. La previsión de consumo público del Gobierno establece una senda marcadamente desacelerada en 2020, que contrasta con la prevista por la Airef, que mantiene tasas en línea con 2019», recoge el organismo dirigido por José Luis Escrivá

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!