El Gobierno aragonés achaca a perros salvajes, y no a buitres, el mortífero ataque a un rebaño en Tauste

El Gobierno aragonés ha negado que el mortífero ataque sufrido por un rebaño de ovejas de Tauste (Zaragoza) haya sido obra de una bandada de buitres, como denunció el ganadero. Los técnicos de la Administración regional apuntan a que lo cometieron perros asilvestrados.

Descartan de esta forma la versión dada por el ganadero y reflejada en la denuncia que presentó ante la Guardia Civil nada más comprobar el mortífero ataque sufrido por su rebaño. Se topó en su cercado con más de 20 animales muertos. El ganadero se mostró en todo momento convencido de que había sido obra de buitres, lo que ha generado inquietud dado que se trataría de un ataque a animales vivos, algo inusual en aves carroñeras.

Frente a la versión dada por el ganadero, los técnicos de la Administración autonómica han indicado que las necropsias que se han realizado a dos de los animales muertos han desvelado que el ataque fue obra de cánidos. «En los informes forenses se especifica que se han hallado lesiones producidas por un carnívoro de mediano tamaño, a tenor de los mordiscos localizados en los animales, por lo qu ela presencia de los buitres se produjo tras la muerte de los animales a mano, muy probablemente, de perros asilvestrados», indica el Gobierno aragonés a través de un comunicado.

Los técnicos de la Administración regional han certificado la muerte de 26 ovejas y un cordero como consecuencia de ese ataque. Además, otras cinco ovejas resultaron heridas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!