El Gobierno activa tres meses después la declaración de zona catastrófica en Paramos

Tres meses después de la explosión del almacén irregular de material pirotécnico que se cobró dos vidas y dejó un reguero de daños en Paramos, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a la declaración de la parroquia tudense como zona catastrófica (zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, en su denominación actual), abriendo la puerta a la exención de tributación por las ayudas a los damnificados de la tragedia. «Hemos defendido desde el primer día que este Gobierno escucha y resuelve. Hemos defendido desde el primer día en la Delegación del Gobierno que había un compromiso y que se iba a cumplir. Y hoy se ha ratificado esta promesa que ya es realidad (…) A veces los trámites administrativos se alargan más de lo que nos gustaría, pero había que hacer las cosas bien y aquí está el resultado», ha defendido el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Losada.

La declaración de zona catastrófica es una de las demandas más urgentes de los afectados, que han alertado de la dificultad de hacer frente a las cargas fiscales asociadas a las ayudas autonómicas. El pasado 23 de agosto, coincidiendo con el tercer mes cumplido de la explosión, denunciaron que son muchos los damnificados que se ven forzados a no solicitar las compensaciones por daños al no poder hacer frente a las cargas fiscales de las mismas, que cifran «entre el 20 y el 40%» de las cuantías entregadas por la Administración gallega. El portavoz de los afectados, incidió en la delicada situación de vecinos perceptores de pensiones no contributivas, que podrían perderlas al computar como ingresos las compensaciones por daños. Igualmente afectados, detalló, se verían los pensionistas con complementos a mínimos reconocidos. La ayuda máxima prevista para la reconstrucción de ras viviendas es de 109.000 euros.

El alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, criticó este jueves «la tardanza» del Gobierno estatal, comparando cómo, este mismo viernes, se preveía el reconocimiento de zona catastrófica para los municipios afectados por el incendio en Llutxent, Valencia, ocurrido en agosto.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!