El Globe Theatre se hace global | Cultura

El Globe Theatre se quiere hacer definitivamente global. La compañía londinense que simboliza a Shakespeare como ninguna otra ha anunciado su proyecto más ambicioso hasta la fecha: representar Hamlet en los 205 Estados del globo terráqueo. La primera función será el 23 de abril de 2014 en su sede del Southbank londinense, una reproducción del teatro original en el que se representaban las obras de Shakespeare cuando el autor estaba aún en vida.

La fecha no ha sido al azar: se cree que ese día, hace 450 años, fue su nacimiento, aunque en realidad solo consta que fue bautizado el 26 de abril de 1564. El cierre de la gira global será en el mismo escenario dos años después, el 23 de abril de 2016, coincidiendo con el 400 aniversario de la muerte del autor. Entre esos dos simbólicos días, una reducida compañía de 12 actores, de los que en cada representación actuarán ocho interpretando dos docenas de personajes en total, viajarán a todos los rincones del mundo para llevar una versión de Hamlet de tamaño reducido (en torno a dos horas y media) “a un enorme cantidad de escenarios únicos y llenos de atmósfera, desde plazas de pueblo a teatros nacionales, desde palacios a playas, claros en la selva o simplemente en el campo; viajarán en bote, en tren-cama, en jeep, en fragata y en avión a lo largo de los siete continentes”, señala la compañía en su página web.

El proyecto, sin embargo, parece todavía un poco en pañales dada su enorme ambición. Todavía no se conocen los lugares exactos de las representaciones y menos aún el calendario de la tournée, que se realizará en diversos periodos de dos meses, con una o dos actuaciones en cada escenario. Sí se sabe que la representación número 204 será en un barco frente a las costas de Yemen, a las puertas del Golfo Pérsico. “En 1608, solo cinco años después de que fuera escrita, Hamlet fue representada en un bote, el Dragón Rojo, frente a las costas de Yemen. Tan solo 10 años después se representó en una gran gira por el norte de Europa”, ha explicado en esa nota el director de la compañía, Dominic Dromgoole, que ha anunciado que dejará el cargo coincidiendo con el final de la gira tras haber estado al frente del Globe desde 2006.

La 205 será en Elsinore, la ciudad portuaria danesa en la que se desarrolla la trama de Hamlet. “El espíritu de la gira y el empeño de comunicar historias a oídos nuevos fue siempre central en el trabajo de Shakespeare. Nada nos podría hacer más felices que extender aún más esa misión. Nuestro objetivo es llevar esa hermosa, icónica y variopinta obra a cuantos más oídos frescos, mejor”, añadió. Nada está fuera de su ambición: lo mismo llegar a Corea del Norte que “a la Antártida, qué coño”, ha explicado Dromgoole.

A juicio del gran director teatral Peter Brooks, la elección de Hamlet no puede ser más acertada. “Las seis palabras más simples de la lengua inglesa son ‘to be or not to be’. No hay apenas un solo rincón del planeta en el que no hayan sido traducidas. Incluso aquellos que no saben inglés las reconocen y exclaman ‘¡Shakespeare!’. Hamlet es la más envolvente de todas las obras de Shakespeare. Hoy en día, lo mismo viejos que jóvenes pueden identificarse de inmediato con sus personajes, sus dolores y sus dudas. Llevar a Hamlet por el mundo en su idioma original por todo el mundo es un proyecto valiente y dinámico. Puede llevar a un viaje lleno de descubrimientos a nuevas audiencias por todas partes”, opina Brooks.

Loading...

El proyecto es la otra cara de la moneda de “Globe to Globe”, que en 2012 trajo a Londres a 37 compañías de diversos países que representaron a Shakespeare en su propia lengua nativa. El castellano se escuchó con distintos acentos y acepciones, desde el castellano de España (con la compañía Rakatá y su versión de Enrique VIII) al de México y de Argentina. O lenguas tan exóticas a nuestros oídos como el gujarati, el dari persa, el suajili o el hip-hop.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!