El extraño caso del hombre que murió por comer demasiado regaliz negro | Blog Mundo Global

Los médicos estaban intrigados: ¿qué había causado el paro cardíaco y la muerte de un paciente de 54 años sin problemas de corazón previos? En enero del año pasado, el hombre, de quien no ha trascendido el nombre, cayó desplomado en un restaurante McDonald’s, fue trasladado al hospital general de Massachusetts y allí, 24 horas después, sin recuperar ya la consciencia, falleció.

En el informe constaba que el hombre, un albañil, gozaba de buena salud cardiaca y salía a pasear con regularidad a su perro. No cuidaba su alimentación y fumaba un paquete de tabaco al día. Había tomado heroína en el pasado, pero llevaba tres años sin consumirla. Pero también un hábito solo aparentemente inocuo: comía demasiado regaliz negro. Una o dos bolsas grandes de la golosina al día, durante tres semanas. Y esa ingesta provocó que sus niveles de potasio cayeran en picado y un infarto fulminante, según un estudio firmado por sus médicos publicado en la revista The New England Journal of Medicine, que recoge The New York Times.

«Casi no dábamos crédito cuando lo descubrimos», apunta una de las médicas que estudió el caso, Jacqueline B. Henson. Había estudiado en la facultad que, consumido en altas dosis, la glicirricina (o ácido glicirricínico), un derivado de las plantas que se suele usar como edulcorante, causaba bajadas de potasio, pero no esperaba encontrarse con una muerte causada por golosinas.   

La doctora se entrevistó con familiares y amigos del hombre: no encontraron antecedentes de problemas cardiacos en él o en su familia, ni explicación alguna a la carencia de potasio, que confirmaron las pruebas médicas que le practicaron, salvo una: el regaliz negro. 

Otro de los autores del estudio, Neel M. Butala, apunta a que el caso pone de relieve «el peligro para la salud de consumir altas dosis de regaliz». Cree el facultativo que los consumidores tienen que recibir una información clara de los fabricantes de golosinas que lleven glicirricina sobre la cantidad del compuesto que incluyen sus productos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) previene en su web contra la ingesta excesiva: «Si tienes más de 40 años, comer más de dos onzas [56 gramos] de regaliz negro durante al menos dos semanas te puede llevar al hospital con una arritmia cardiaca». En la misma web se detalla que ya se han asociado problemas de salud, sobre todo en personas con problemas cardiacos previos o alta presión arterial, con la golosina negra. Curiosamente, el ácido glicirricínico se ha usado desde la antigüedad por sus propiedades curativas, como protector de la mucosa del estómago, como antitusivo, antiinflamatorio o antioxidante.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!