El entrenamiento de Arnold Schwarzenegger para tener el cuerpo de Terminator a los 70 años

La trayectoria de Schwarzenegger está llena de picos gloriosos y abismales descensos a los infiernos. Durante la década de 1900 era uno de los astros más brillantes de Hollywood. Pero la gestión de la fama suele enredar la estabilidad de las promesas del cine y no es fácil que éstas se dejen caer sobre sí mismas arrastradas y enganchadas a su propio destino.

Si bien Swartzenegger reconoció en una entrevista a Men’s Health que, como muchos de sus compañeros anestesió su angustia con drogas, volcarse en el deporte fue el aliciente que encontró para superarse a sí mismo y dominar su propio cuerpo. Sin embargo, el carácter obsesivo inherente a su personalidad también lo pervirtió. Abusó de entrenamientos de alta intensidad, se obsesionó por superar sus propias marcas y se convirtió nuevamente en un icono, ésta vez para los culturistas. No en vano se celebra en España todos los años el célebre Arnold, una reunión de músculos de acero bautizada en honor al actor.

Arnold Swartzenegger se reinventa

No se desplaza en coche sino en bicicleta – Instagram / @schwarzenegger

Swartzenegger tuvo que volver a reinventarse y dejó de luchar contra sí mismo para hacerlo por la sociedad, se convirtió en embajador de California. Cumple 70 años pero su estilo de vida sigue girando al ritmo frenético que se marcó. Es incapaz de frenar, de ver la vida como un mero espectador: vuelve a la pantalla grande con cinco proyectos cinematográficos: entre ellos Killing Gunther, de Taran Killam, es el primer título en estrenarse, pero su próxima encarnación de Terminator es la película más esperada por los fans de la saga.

También se verá al otro lado de la pantalla interpretado por un culturista que lo interpreta. “Lo conocí. Es un tipo excelente, muy talentoso. También es talentoso en culturismo; Tiene un físico muy simétrico, una cara bonita y un buen espíritu. Creo que es una muy buena persona y le va a ir bien en la interpretación”, declaró el actor a la revista norteamericana Men’s Health.

La fuerza: entrenamiento base de Swartzenegger

El actor mantiene su torso gracias al entrenamiento de fuerza
El actor mantiene su torso gracias al entrenamiento de fuerza – Instagram / @schwarzenegger

El entrenamiento que mantiene en forma a Arnold Swartzenegger es de fuerza. Acude a diario al gimnasio para mantenerse en forma. Conoce las rutinas deportivas lo suficientemente bien como para entrenar por libre, aunque muchas veces recurre a un entrenador personal que lo motive y le recuerde los errores que comete sin darse cuenta. Otras veces es él quien entrena a sus allegados y fans y, cuando se quiere dedicar una jornada a sí mismo, entrena en el gimnasio de lujo que montó en su propia casa.

El press de biceps sentado es uno de los ejercicios a los que mayor concentración dedica en su rutina, aunque también ejercita esta zona con mancuernas. Alterna.

Loading...

Los hombros son otra zona en la que pone especial énfasis. Recuerda su eficacia, pero también la importancia de practicarla concenciudamente y muy concentrado para evitar lesiones musculares. Cofía en la eficia de la “press” de hombro sentado que practica en la máquina del gimnasio. A nivel usuario es muy importante aprender a usar esta máquina: la espalda debe estar recta y la fuerza debe ejercerse únicamente con los brazos y el abdomen.

El remo es uno de los ejercicios más completos que se pueden practicar en un gimnasio dado que la fuerza no se ejerce solamente en los brazos sino que emana del tronco superior y se apoya en el inferior. Se puede practicar tanto con bandas elásticas como con mancuernas y sobre la como sobre la plataforma del gimnasio.

De nada sirve tener unos bíceps de acero y unos hombros esculpidos por los dioses griegos si no se combinan con ejercicios de pierna que armonicen la figura y saquen el máximo partido a tu rutina diaria. Pero cuando se preparó para la próxima entrega de Terminator al actor le preocupaba, sobre todo, la potencia de sus brazos.

Intercala su rutina de brazo con ejercicios de abdominales con fuerza que consiguieron detener el envegecimiento en su torso superior. No tiene complejos a la hora de mostrarlo porque con su disciplina se mantiene perfecto.

Por otro lado, la modorra no lo acomoda en los insoportables atascos en el centro de Los Ángeles. Arnold Swatchzenegger se desplaza en bicicleta. Sus rutinas del día a día se organizan en función de su salud física y mental.

No existe el exceso de abdominales, condicionan el estilo de vida al volcar en estos músculos toda la fuerza que sufre la espalda. Cuanto más avanzan los años más se pronuncian las malas posturas y las lesiones en la columna. Ejercitar el abdomen – y el resto del cuerpo- te mantendrá joven por dentro y por fuera.

En su nueva película “Terminator, el destino oscuro”. Arnold Swatzenegger demuestra que su cuerpo es un templo que se mantiene en pie pese al paso de los años. Tal y como sucede en arquirtectura, una obra de este calado es el fruto de un cuidado y un mantenimiento constante. Si se abandona se cae, pero nunca es tarde para demostrar al mundo la capacidad del ser humano para renacer y reconstruirse.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!