El empleo juvenil, la asignatura pendiente de la recuperaci贸n

Juventud, divino tesoro! Pero no todo lo que brilla es oro. Hablamos de un segmento etario que no termina de encontrar sitio donde desarrollarse economicamente. Precariedad laboral, temporalidad, abuso en la contrataci贸n, salarios bajos, doble escala salarial, y falta de reconocimiento de la cualificaci贸n son algunas de las caracter铆sticas que definen al colectivo en elq ue m谩s personas paradas de larga duraci贸n se registran. Aumentar el n煤mero de cotizantes j贸venes en el tejido productivo espa帽ol es uno de los pilares para construir un futuro saludable.

Si bien los datos de la 煤ltima Encuesta de Poblaci贸n Activa (EPA) arrojan que en el segundo trimestre de 2018 el n煤mero de ocupados en Espa帽a ha aumentado en 469.900 personas respecto al trimestre anterior (un 2,49% m谩s), el informe 芦Presente y futuro de las pensiones禄, elaborado por el gabinete de estudios de la Uni贸n Sindical Obrera (USO), indica que la 芦Seguridad Social ha recuperado de nuevo el umbral de los 19 millones de cotizantes de media en el inicio de verano pero no ha cambiado la estructura de las afiliaciones: altas y bajas constantes los lunes y los viernes, un cuarto de mill贸n por d铆a, que evidencian que las contrataciones siguen siendo totalmente precarias, durante una semana o por un fin de semana禄.

Acorde al an谩lisis de USO, el empleo ha crecido en 530.800 personas (2,82%) en los 12 煤ltimos meses pero no se ha logrado la recuperaci贸n de las horas cotizadas. El hecho es que se cuenta igual el empleado que trabaja 40 horas semanales que el que realiza una jornada de 5 horas semanales; es decir, no todo incremento de personas cotizantes se traduce en un incremento de horas de cotizaci贸n. 芦Si tenemos en cuenta las horas de trabajo realizadas con respecto al a帽o 2008, hemos perdido 75.578.200 horas semanales de trabajo, lo que supone m谩s de 3.930 millones de horas perdidas al a帽o y, por tanto, sobre las que no se realiza cotizaci贸n禄, indican desde el sindicato.

Respecto a la relaci贸n entre nivel formativo y desempleo, las cifras son contundentes: la cantidad de j贸venes parados de larga duraci贸n en los niveles inferiores de cualificaci贸n alcanza un 73, 09%, mientras que no es tan acusado el porcentaje de parados en los j贸venes con titulaciones de formaci贸n profesional o estudios universitarios.

La 煤ltima EPA revela tambi茅n que 芦en Espa帽a hay 489.000 j贸venes (16 a 29 a帽os) inactivos, que no estudian ni cursan ning煤n tipo de formaci贸n禄. Esto significa que un importante n煤mero de j贸venes se han quedado fuera del mercado de trabajo y del sistema educativo: los famosos NINI. El documento detalla que las razones fundamentales para no buscar empleo son el cuidado de ni帽os u otros familiares (30,5%), o la enfermedad o incapacidad propia (21,5%). Pero tambi茅n hay 芦remolones禄: el 41,5% del total de los inactivos no busca un puesto de trabajo. Alrededor de 200,000 鈥搎ue no trabaja ni estudia鈥 no busca empleo por motivos desconocidos.

Otro indicio que describe la pauperizaci贸n de la situaci贸n del colectivo es el indicador de riesgo de pobreza y exclusi贸n social AROPE para j贸venes, que asciende ininterrumpidamente desde 2008, cuando un 22,8% de las personas de 16 a 29 a帽os se encontraba en riesgo de pobreza o exclusi贸n social. En el a帽o 2015 este marcador alcanz贸 un m谩ximo del 38,2%, siendo 2016 el primer a帽o de recuperaci贸n hasta situarse en el 37,6%.

Sin embargo, al otro extremo tampoco le va mucho mejor. La juventud sobrecualificada no encuentra un puesto de trabajo acorde con su formaci贸n. La falta de posibilidades para desarrollar sus capacidades es el caso de numerosos espa帽oles que han emigrado a causa de la crisis.芦La emigraci贸n obligatoria ha supuesto una fuga masiva de cerebros y talentos que, pese a haber recibido la formaci贸n en Espa帽a, se han visto obligados a desarrollar sus destrezas y conocimientos fuera de nuestras fronteras. Esta situaci贸n conlleva una precarizaci贸n mayor del mercado laboral espa帽ol y el seguir en la cola de Europa en I+D+i禄, concluye el estudio de USO.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *