El discreto encanto del realismo

“Tienes el coraje de decirle a las masas lo que ningún político les dijo: sois inferiores y todas las mejoras en vuestras condiciones que simplemente dais por sentadas se deben al esfuerzo de hombres que son mejores que vosotros. Si esto es arrogancia, como algunos de sus críticos observaron, sigue siendo la verdad que había que decir en la era del Estado de Bienestar”. Leemos aquí una carta de 1958 del economista Ludwig von Mises a Ayn Rand tras publicar La rebelión de Atlas. En el trato íntimo los neoliberales no dudan de aparecer como desacomplejados “realistas” expresando su indignación por una mala costumbre: el sueño de las clases populares por escapar de sus determinaciones.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!