El director de «Algo pasa con Mary» pide perdón a Cameron Díaz por enseñarle su pene

El director Peter Farrelly se alzó el pasado domingo durante la gala de los «Globos de Oro» con el premio en la categoría de mejor comedia o musical con «Green Book». La cinta conquistó también el premio a mejor guion y mejor actor secundario para Mahershala Ali. Un acontecimiento que puso el nombre del cineasta en boca de todos y no precisamente para hablar de los éxitos en su trabajo, pues salió a la luz un artículo de la revista estadounidense «Newsweek» en el que destapaba la costumbre del cineasta de enseñar el pene a algunas de las actrices con las que trabajó.

«Puedes pensar que vas a examinar una misteriosa mancha en el torso de Peter, o revisar su nuevo reloj, pero la realidad es mucho más impactante», cuenta el artículo escrito en 1998. «Cuando un director te muestra su pene la primera vez que lo conoces, tienes que reconocer que es un genio creativo», dijo entonces de «Algo pasa con Mary», película de la que Farrelly fue el director. «Estábamos en un restaurante y Peter Farrelly me mostró su pene. Con eso fue suficiente, la verdad. Obtuvo una respuesta positiva», comentó a la revista «The Sunday Times».

Pero todo ha cambiado tras el #MeToo, que estalló en las redes hace un año, después de que el periódico «The New York Times» y la revista «The New Yorker» expusieran a la opinión pública una serie casi infinita de acosos sexuales y violaciones protagonizadas por el productor cinematográfico Harvey Weinstein. En esta era de las noticias virales, la indignación por una cultura de abuso e impunidad en Hollywood prendió como la gasolina y se propagó por el mundo incendiando el corazón de muchas mujeres que se sintieron identificadas y reivindicadas por aquellas actrices que dieron el paso.

Por lo que la divulgación otra vez de este artículo ha sentado como un jarro de agua fría pues según confesó el propio director, enseñó sus genitales «más de 500 veces». «Es verdad. Era un idiota», ha dicho este miércoles en la revista «The Cut». «Lo hice décadas atrás y pensaba que estaba siendo gracioso, pero lo cierto es que ahora me siento avergonzado. Lo siento mucho», admitió.

Sin embargo, el director de cine realizaba esta práctica como broma no solo a las mujeres. «Es una broma. No es que me pase el día agitando mi pene y diciendo: ‘¡Mirad!’ Es un chiste en el que Bob (su hermano) dice: ‘Peter se ha vuelto loco. Se ha comprado un cinturón nuevo por 500 dólares’. A lo que yo respondo: ‘Bob, es una inversión, no es tan grave’. Finalmente, él me dice: ‘Déjame verlo’, tras lo que yo levanto mi camisa y lo enseño ahí colgando», explicó Farrellu en 1998. «No fue algo bonito de ver. De hecho, aún me estoy recuperando», dijo en tono jocoso el que fue director ejecutivo de la cadena Fox, Tom Rothman.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *