El día en que Dalí se vistió de almirante para recibir a Franco

Los diarios inéditos del coleccionista Reynolds Morse, inéditos hasta para los biógrafos de Salvador Dalí, aportan nueva luz sobre las relaciones personales entre el pintor catalán y Francisco Franco. En los años sesenta, Morse, que tenía por costumbre anotar sus conversaciones con el artista, le preguntó si temía, en caso de que en España triunfara una revolución y Franco muriera, ser uno de los primeros fusilados. “Sí”, contestó, “igual que los campesinos ignorantes habían matado a Lorca(…). Su muerte fue una tragedia. Tuvo un affaire con un chico en un pueblo y las gentes se pusieron coléricas y le fusilaron”. “Yo estoy absolutamente seguro de que si no me hubiera ido de España antes de la guerra, ahora estaría muerto”, le confesó otro día a Morse, dedicado comprador de la obra del pintor, cuya colección nutre el Salvador Dalí Museum, en St. Petersburg (Florida).

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!