El deseo de votar

Las autoridades catalanas decidirán en las próximas horas si confirman o aplazan las elecciones autonómicas previstas para el 14 de febrero. El derecho al voto es el elemento central de cualquier democracia. Las circunstancias de Cataluña añaden elementos específicos por los que sería especialmente deseable proceder a esa votación. Este derecho (e interés) se contrapone a los riesgos de propagación del virus, que ya azota gravemente la comunidad, a través de una jornada electoral. La decisión debe tener en cuenta distintos elementos, entre los cuales obviamente destaca la dinámica epidemiológica. Otro factor es el grado de preparación logística para afrontarlas con seguridad. En otro orden de elementos, debe sopesarse el daño político de la prolongada interinidad. Con estos y otros criterios sobre la mesa tendrán que pronunciarse los partidos. La mayoría gubernamental y varias formaciones de la oposición parecen decantarse por un aplazamiento. Los socialistas se han pronunciado a favor de mantenerlas.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!