El conmovedor relato de Kristina Vogel un año después de quedar paralítica

La ciclista de pista alemana Kristina Vogel, que hace un año sufrió un grave accidente mientras competía que le dejó paralítica desde la región del pecho hacia abajo, ha asegurado que no le guarda «ningún rencor a la pista» y ha explicado que es «increíble todo lo que ha pasado en este último año».

«No le guardo ningún rencor a la pista», expone Vogel en una entrevista sobre la pista de Cottbus donde cambió su vida. Este miércoles se cumple un año desde el trágico accidente en el que la doble campeona olímpica chocó a gran velocidad con un joven ciclista holandés.

A consecuencia del mismo, la médula ósea de Vogel se cortó a la altura de la séptima vértebra, quedando paralítica desde la región del pecho hacia abajo. Tuvieron que pasar seis meses hasta que pudiera abandonar el hospital de Berlín en el que estaba ingresada. Hoy, Vogel se enfrenta a su destino y quiere hacer pública su historia.

«Es increíble todo lo que ha pasado en este último año. Si antes me preocupaba por cosas del tipo: ¿Cómo voy a llenar mi agenda o mi día?. Ahora estoy en la mitad de mi vida», explica.

Una nueva vida que ya no transcurre en un circuito ovalado a 60 kilómetros por hora. Vogel fue elegida como miembro independiente de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en el concejo municipal de la ciudad de Erfurt, es una conferencista muy solicitada y pronto trabajará para la cadena de televisión ZDF como experta en ciclismo.

Loading...

Y, por encima de todo, quiere regresar como agente a la Policía federal. «Trato de ver el lado positivo en todo y eso significa que, cuando una puerta se cierra, otra se abre. Solo porque estoy sentada en una silla de ruedas, ¿no puedo volver a tener tanto éxito como antes? ¿Por qué no incluso más?», se pregunta.

Estando en el hospital, Vogel hizo una lista de las que cosas que quería hacer. Incluía todas las cosas que uno no puede hacer al ser un deportista profesional, y esa es la razón por la que de momento descarta una carrera ciclista paralímpica. La alemana lleva tras de sí un año de enseñanzas muy duras.

Todo «se ha desacelerado», según ella. Ha tenido que aprender a conducir un coche únicamente con las manos y, si al principio de su rehabilitación necesitaba veinte minutos solo para entrar al coche, ahora ya lo hace en menos de cinco.

Vogel va a rehabilitación tres veces por semana en Berlín, donde coincide como Wolfgang Schäuble, actual presidente del Parlamento alemán y que también se encuentra en silla de ruedas. La campeona germana, en cualquier caso, ha pasado página. «En mi día a día prácticamente lo he olvidado», dice sobre lo ocurrido el 26 de junio de 2018.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!