El binomio Estado-mercado

Tras la aprobación de los presupuestos y del plan de recuperación europeos, y con el horizonte monetario despejado por el BCE, se abre una etapa singular para nuestra economía. Por primera vez, la financiación no es un obstáculo ni a la salida de la crisis ni al desarrollo económico y social del país. Los PGE, a punto de concluir su tramitación, contemplan un incremento del gasto del 17,5%, sin endurecimiento apreciable en materia de impuestos —una expansión fiscal en apariencia indolora, financiada por el déficit—. Por si fuera poco, tanto el Estado como el sector privado podrán obtener recursos en el mercado en condiciones excepcionalmente favorables. De tal forma que el principal reto para 2021 no es conseguir financiación, sino cómo emplearla.

Seguir leyendo

Desigualdades

La crisis ha tenido un impacto desigual sobre las comunidades autónomas y se prevé que las disparidades persistan en 2021 pese a la recuperación que se vislumbra. Las regiones más dependientes del turismo internacional, como Baleares y Canarias, son las más castigadas, con caídas previstas del PIB superiores al 9% en 2019-2021, según Funcas. A la inversa, los territorios con más peso del sector agroalimentario (Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia) o de industrias poco afectadas (Navarra) estarán el próximo año menos de un 4% por debajo del nivel precrisis.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!