El BCE propone una alternativa al euríbor por debajo del -0,5% | Mercados

El Banco Central Europeo quiere disponer de nuevas referencias para las hipotecas por si hay problemas con el euríbor. El punto de partida es el €STR (o ester), el tipo de interés a corto plazo del euro creado para sustituir al eonia tras sufrir una serie de manipulaciones por parte de algunos bancos. Por ese motivo, y con el objetivo de lograr un índice más transparente, la metodología de cálculo del euríbor ya fue reformada.

Pero el organismo que dirige Christine Lagarde ve necesario un plan B por si fuera preciso reemplazar al euríbor, en caso, por ejemplo, de que dejara de publicarse. Propone una alternativa basada en el €STR, que refleja el coste de los préstamos a un día entre las entidades financieras. En lo que se está trabajando es en cómo hacer para que cubra plazos más largos, dado que el euríbor abarca desde una semana a 12 meses. Actualmente, el €STR cotiza en el -0,557%, por debajo del euríbor a un año, que ronda el -0,48%.

La idea del BCE, implicado desde hace años en la reforma de las tasas de referencia, es tener un instrumento para usar en caso de que el euríbor no esté disponible, un escenario en teoría improbable pero que no deja de contemplarse. Se evitarían así potenciales riesgos en los contratos. No en vano, en España, los contratos referenciados al euríbor representan más de cuatro veces el PIB y el saldo vivo de hipotecas ligadas al indicador alcanza los 430.000 millones.

Fiabilidad

Actualmente, el euríbor se obtiene con el método híbrido, que parte de las transacciones reales de un grupo de bancos, si están disponibles, y se complementa con operaciones históricas, en un segundo nivel, y el juicio de los expertos, en última instancia. La nueva fórmula de cálculo del euríbor es más fiable que la anterior elaborada con estimaciones, pero el €STR eleva la transparencia, ya que se basa en los datos diarios de los 50 bancos que deben reportar al BCE. Ademas, la tasa se publica a través de una media ponderada. “Este mayor alcance protege al €STR de la manipulación y hace que sea un reflejo fiable del precio de los préstamos sin garantías en la zona del euro”, aseguran en Bankinter. Es por eso que el €STR se presenta como complemento de los tipos de referencia que existen y servirá de tasa de respaldo para los contratos ligados al euríbor.

José Manuel Amor, de Analistas Financieros Internacionales (Afi), explica que “tiene que haber un tipo sustitutivo al que redenominar los contratos si el euríbor dejara de publicarse en algún momento, si se llegara a la conclusión de que la metodología híbrida no gusta o distorsiona, porque legalmente si algo deja de calcularse las operaciones se tienen que liquidar”.

El BCE ha promovido dos consultas públicas al respecto. La primera, sobre qué índice se usaría para sustituir al euríbor, y la segunda, sobre cuándo se tendría que usar. El grupo de trabajo encargado de la misión, liderado por el sector financiero, ha considerado dos clases de tipos alternativos: tipos que utilizan información prospectiva (a futuro) basados en los mercados de derivados referenciados al €STR, reflejando así las expectativas de los mercados, y tipos que utilizan información retrospectiva (a pasado) basados en cálculos matemáticos sencillos a partir de los tipos de €STR fijados diariamente. La opción predilecta es un índice retrospectivo, al menos para los participantes en los mercados más sofisticados y que operan a escala global.

“Los participantes en el mercado dirán qué les parece mejor y tendrá que regularse”, apunta Amor. Las respuestas deben estar disponibles antes del 15 de enero. Se espera una recomendación final sobre ambas cuestiones en el primer trimestre de 2021.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!