El Barça tiene un solo problema, y se llama fútbol

La culpa es del cha cha cha. El Barça, futbolísticamente, es un disco rayado, pero tiene un peligro mayor: creer que su problema es el VAR. Al equipo le cuesta mucho imponer su autoridad; al entrenador le cuesta mucho cambiar el orden establecido; y a Messi le cuesta mucho ser Messi si comprueba, una y otra vez, que todo depende de Messi… En situaciones así, lo peor que se puede hacer es mirar hacia otro lado. Pensar que hay una conjura arbitral contra el Barça tiene muchas desventajas. Les sirve a los jugadores una excusa en bandeja que Piqué ya está haciendo explícita. Activa un complejo de persecución que no hace más que transmitir sensación de debilidad. Y devuelve al Barça a un tiempo pre-Johan en el que buscar culpables era más importante que jugar y ganar. Le pueden poner toda la literatura que quieran, pero hoy el Barça tiene un solo problema, y se llama fútbol.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!