El bandido que dibujó su vida en los muros de la mazmorra

Lo encerraron por bandido en una mazmorra de Cuevas de Almanzora (Almería) en el siglo XVIII. Nadie sabe cómo se llamaba ―aunque existe la posibilidad de que su nombre fuera Gonzalo Pérez― y como las horas, los días, las semanas y los meses pasaban lentamente decidió emplear el tiempo en algo para lo que estaba especialmente preparado: pintar. Dibujaría su vida con todo detalle ―incluidos los asaltos a carruajes y los crímenes― en las paredes de la torre del homenaje del castillo del Marqués de los Vélez, donde había sido arrojado por las autoridades. Ahora, el Ayuntamiento, va a invertir 430.000 euros del Programa 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, en restaurar su obra y la de otros presos que, a lo largo de los siglos siguientes, también se animaron a dejar su huella artística (unos 30 metros cuadrados de grafitos y dibujos) en la fortaleza almeriense.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!